Estos son los mitos y realidades que debes conocer del 'Mommy Makeover'

Mommy Makeover es un conjunto de intervenciones estéticas que ayudan a las mamás a moldear su figura luego del parto

Tras el embarazo, es normal que la piel de la mujer sufra algunos cambios y comience a verse flácida en ciertas zonas como el abdomen, caderas y mamas. Es por ello que actualmente existe un procedimiento muy famoso en el ramo de la cirugía plástica, llamado Mommy Makeover, que tiene como principal objetivo devolver todo a su lugar.

Nueva Mujer entrevistó al cirujano plástico Emmanuel Armando Flores González, que se encuentra registrado en el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, A.C, quien nos explicó todo acerca de los mitos y realidades que existen respecto a este procedimiento que se encarga de recuperar la figura femenina luego del embarazo.

Emmanuel Flores

¿En qué consiste el Mommy Makeover?

Se trata de 4 procedimientos en una sola cirugía:

  • Liposucción: Resuelve las zonas grasas
  • Abdominoplastía: Soluciona la flacidez de la piel y en las paredes abdominales
  • Lipotransferencia grasa: Disminuye volumen en cadera o zonas que lo necesiten
  • Levantamiento de mama: Mejora el aspecto y forma de los senos

Alrededor de cualquier cirugía estética existen muchas dudas, mitos y realidades y el Mommy Makeover no es la excepción.

La lactancia

Luego del embarazo, el cuerpo de una mujer cumple con funciones importantes como amamantar al bebé. Con el levantamiento de mama, ¿se podría afectar este proceso natural?

"No, no afecta en absoluto, pero por supuesto que tenemos que esperar al menos 6 meses después de que la paciente dio a luz para poder realizar el procedimiento, es decir, la cirugía no debe ser inmediata porque hay que esperar a que el cuerpo comience a recuperarse", explica el especialista.

La cirugía completa puede llegar a durar entre 4 y 7 horas, dependiendo del paciente

Emmanuel Flores señala que el tiempo de duración de cirugía puede variar de 4 a 7 horas dependiendo de las características de la paciente, pero que incluso hay procedimientos que pueden exceder el tiempo de seguridad, por lo que en estos casos se podría extender hasta dos sesiones.

“Por lo regular cuando esto sucede, lo que dejamos al final es el trabajo en mamas, pero todo esto se planea anticipadamente para que el paciente sepa qué es lo que va a suceder el día de la cirugía. Lo ideal es que si es posible, se realice todo en un solo procedimiento.”

La valoración para un Mommy Makeover

Es importante que la paciente acuda con el especialista a una revisión que consiste en:

  • Características de la piel
  • Revisión de peso
  • Forma de las mamas y volumen
  • Características de glúteos

En esta misma consulta, el cirujano hablará con la paciente sobre las posibilidades que encuentra en su cuerpo para poder hacer mejoras notables y le canalizará con especialistas (en caso de ser necesario) para tratar problemas o afecciones que pudieran poner en riesgo a la paciente durante la cirugía.

Los riesgos

Dependen de cada paciente, pero uno en específico que es general y se trata de la trombosis que puede llegar en dos formas:

  • Embolia pulmonar (coágulo de sangre que se forma en las piernas al estar inmóbiles y llega a los pulmones)
  • Tromboembolia grasa (coágulo de grasa que tapa algun vaso importante)

“Estos problemas los podemos medir antes, para saber a qué pacientes les va a ir bien y quienes son propensos a algo así, por ello es tan importante la valoración donde medimos riesgos y con esto prevenir el antes, durante y después de la cirugía”, explica el cirujano.

El especialista deberá medir riesgos previo a la cirugía y aminorarlos para llegar al procedimiento con el mínimo de posibilidades de que algo malo pueda sucederle a la paciente.

Tiempo de recuperación

Tomando en cuenta que hay que tomar terapias post-operatorias (radiofrecuencia, drenajes linfáticos, uso de fajas compresivas) y adoptar algunos nuevos hábitos, se puede volver a la actividad normal dos semanas después de la operación.

Faja

Faja de Compresión
Color Piel
$799.00
liniogris-7cdc50ee0275985033d4431f744a49f7.jpg

Para poder comenzar a hacer ejercicio moderado, es posible hacerlo tan solo mes y medio después de la cirugía, mientras que para hacer esfuerzo en el área abdominal se requerirá esperar un mínimo de seis meses, con el objetivo de permitir a los músculos cicatrizar adecuadamente.

Dieta y ejercicio

Aunque la cirugía promete excelentes resultados y una figura envidiable, también es importante mantenerla adoptando un estilo de vida más saludable.

“Nosotros logramos un cambio en la persona con la cirugía, pero el resto depende de la terapia post-operatoria, dieta y ejercicio para lograr buenos resultados después del procedimiento. No se trata de matarse de hambre ni exceder el ejercicio, solo de tener una vida más sana”, comenta Emmanuel Flores.

Lo que debes tomar en cuenta al elegir cirujano

El experto señala que es importante que cuando se haga la elección del profesional que realizará el procedimiento Mommy Makeover, se tomen en cuenta factores importantes:

Los costos

Son personalizados y varían dependiendo de las necesidades de la cirugía, los costos de honorarios del médico pueden variar desde 125 a 145 mil pesos, además la paciente cubre el costo del hospital, análisis pre-operatorios y terapia post-operatoria.