Adelgaza con la terapia japonesa del agua

Este método además contribuye con tu salud.

Recuperar nuestra vitalidad, mantenernos en forma y estar saludable son algunos de los beneficios que la terapia japonesa del agua tiene para quienes la practican. Esta técnica, conocida como Sayu en Japón, busca aprovechar las propiedades del agua para purificar nuestro organismo.

Cómo funciona

Para que esta terapia se efectiva debes multiplicar la cantidad de agua que bebes a diario. Sus creadores recomiendan un protocolo, que debes cumplir al pie de la letra para alcanzar los efectos deseados. Y advierte, que una alimentación sana y ejercicios son parte integral de una dieta eficaz.

A primera hora de la mañana, lo primero que debes hacer al levantarte es tomarte cuatro vasos de agua tibia. Es importante que sea en ayunas, porque así nada impedirá que los nutrientes del vital líquido cumplan su función.

Cada vaso debe tener como de 200 ml de agua mineral natural, sin gas. Puedes añadirle un poco de jugo de limón para saborizar. No es necesario que te tomas de un solo trago los cuatro vacos, puedes hacerlo de forma pausada.

Después debes esperar, al menos, 45 minutos para desayunar. De hecho, la terapia japonesa recomienda no tomar, ni beber nada dos horas después de esa comida. Antes de acostarte, haz gárgaras con agua con sal durante dos minutos.

Beneficios

Eliminar toxinas y activar el metabolismo son dos de los grandes beneficios de la terapia japonesa del agua. Además disminuye la sensación de hambre, estimula el sistema digestivo y mantiene hidratado el organismo.

Una vez que la inicies, está atenta a los cambios que experimentas. Esta terapia oriental reduce las molestas por inflamaciones, retención de líquidos y problemas estomacales.

Investigación comprueba que la adolescencia termina a los 24 años

Los factores externos inciden en la nueva definición

Te recomendamos en video