No es locura, las personas que hablan con su perro son más inteligentes, afirma investigador

Para muchas ver a otros hablando con su perro puede ser un gesto de locura, pero la ciencia tiene otra lectura.

Para muchas personas ver a otros hablando con plantas o animales puede ser un gesto de locura, pero la ciencia tiene otra lectura de este conducta. Si eres de los que le habla a su perro o a su mascota, le tienes nombres a tus plantas y le planteas temas de conversación, no hay de qué preocuparse, es señal que tu coeficiente intelectual es bastante alto.

De este modo lo resume el investigador Nicholas Epley, profesor de la Universidad de Chicago y experto en conducta humana señala que darle atributos humanos a las mascotas o incluso a los objetos inanimados es señal de inteligencia y es lo que nos hace diferentes de todas las demás especies que viven en la Tierra.

“Reconocer la mente de otro ser humano involucra el mismo proceso psicológico que reconocer la consciencia de los animales, de Dios o incluso un gadget. Es el reflejo de la gran habilidad de nuestro cerebro más que una señal de estupidez”, dijo el académico al sitio Quartz.

Esa capacidad de atribuir cualidades humanas a otros seres se llama antropomorfismo.

Antropomorfismo es la atribución de características y cualidades humanas a los animales de otras especies, objetos o fenómenos naturales. Es considerada una tendencia innata de la psicología humana. Se trata de una forma de personificación parecida a la prosopopeya.

El término también se utiliza para referirse a un conjunto de creencias o doctrinas que atribuyen a la divinidad, la figura o las cualidades humanas (antropoteísmo).

"Históricamente el antropomorfismo ha sido tratado como un signo de infantilidad o estupidez, pero en realidad es un subproducto natural de la tendencia que hace que los humanos sean especialmente inteligentes", remarca Epley.

Te recomendamos en video: