Midorexia, cuando te niegas a aceptar tu edad ocasionándote grandes daños

Eres hermosa, e increíble sin importar los años que tengas

La vida se va muy deprisa, y aunque suene a frase de mamá, es verdad. Entre más crecemos, más rápido se pasa el tiempo y a veces solamente queremos detenerlo unos segundos. 

Por ello, muchas veces por miedo, no queremos afrontar cuál es nuestra edad. Si nos consideran adultos, queremos seguir comportándonos como adolescentes, si somos adultos mayores, nos aferramos a la eterna juventud.

A esto lo llamamos midorexia, cuando las personas adultas se niegan a aceptar la edad que tienen. Se estancan en el pasado, en las buenas épocas, y se niegan a evolucionar por temor a perder los mejores años.

midorexia

Este nombre se acuñó gracias a un reportaje en Shane Watson en 2016. Ya que era una tendencia muy evidente aquellas personas que actuaban como jóvenes, se ejercitaban en exceso, se vestían con la sola intención de verse mejores, cirugías, etc.

Todo esto estaría muy bien, sino es porque al final, estas personas terminan con cuadros severos de depresión por no aceptar la realidad. Nadie puede decirte qué usar, o con qué sentirte cómodo, eso no tiene nada de malo.

Lo que es peligroso es enajenarte en un engaño negándote a aceptar tu verdadera edad. Si eres una persona de 60 años que le gusta usar minifalda y acepta perfectamente sus años…¡felicidades!

vejez

Pero si es esa persona que sufre por cuántos años cumple, que vive en el pasado (en esos años gloriosos), que no puede ver su reflejo por miedo a darse cuenta del tiempo que ha pasado…. debemos tener cuidado.

Sobretodo porque ninguna fantasía es sana, y cuando se rompe nos lleva a una depresión aguda.

Te recomendamos en video: