Cristales progresivos: Olvídate de usar más de un par de anteojos

Para ver de lejos y de cerca, la solución es usar anteojos progresivos.

 

Lo más probable que cuando eras pequeña viste a tu abuela y después a tu mamá, con varios anteojos colgados en su cuello o en el escote de su ropa. Y bueno quizás tú ahora también estés ahora en las mismas. Esto sucede porque a cierta edad, se puede desarrollar vista cansada o presbicia, es decir el ojo ya no puede enfocar a diferentes distancias y necesitas diferentes anteojos.

La solución para este problema fue por un tiempo los lentes bifocales, es decir con con dos graduaciones. Una ubicado en la parte inferior del lente para ver de cerca y otra usando la parte superior para ver de lejos. El inconveniente de esta lente es el salto entre una zona y otra, y que las distancias intermedias quedan borrosas.

Para evitarte estos problemas de cambiar de anteojos o de los inconvenientes de los bifocales, existen los cristales progresivos.

¿Cómo funcionan los cristales progresivos?

Se trata de lentes que van cambiando progresivamente la graduación de cerca a lejos.

Los progresivos están hechos de tres distintos tipos de cristales, todos pensados para mejorar tu visión a diferentes distancias.

El cristal ubicado en la parte superior del anteojo nos permitirá mejorar nuestra visión a mayores distancias. Por ejemplo, para ver los carteles de los buses, o de locales comerciales.

¿Cómo los puedes elegir?

Si necesitas este tipo de cristales se recomienda identificar cuáles son tus necesidades de visión, actividades y preferencias, para luego verificar que el cristal se adapte a los requerimientos reales de cada uno.

En cuanto a la elección del armazón, tampoco puede quedar al azar. “Al menos debe tener 30 mm de altura total para diagramar todas las áreas de visión cómodamente, ya que al elegir monturas muy pequeñas se comprimen las visiones y puede quedar perjudicado.

Por otro lado, un armazón demasiado grande puede aportar más grosor y peso, siendo clave la asesoría del especialista en una óptica para buscar la solución a cada caso”, explica Isis Castillo, Trainer de la Universidad Luxottica de GMO.

Si necesitas estos cristales puedes acércate a GMO, habla con los especialistas que tienen en sus locales y elige los progresivos que mejor calcen con tus necesidades, ya que sus cristales de alta gama con tecnología Free-Form te ayudarán a mejorar tu salud visual.

Te recomendamos en video