Realiza este test psicológico para decubrir si eres víctima de un chantajista emocional y aprende a vencerlo

Son expertos en la manipulación y juegan con tus sentimientos para obtener lo que desean.

Existen personas que utilizan métodos de manipulación para aprovecharse de otros y obtener lo que desean de ellos. La psicología los define como “chantajistas emocionales” y estos pueden ser amigos, novios e incluso familiares.

Según la psicóloga Jazmín Zambrano, en su libro ‘Rsiliencia’ “el chantaje emocional es una especie de juego psicológico que tiene dos caras: la víctima y el victimario. Este quiere obtener algo de la víctima (bien sea un familiar, una pareja o un amigo) y en vez de pedirlo directamente, utiliza tácticas de manipulación para lograrlo”.

El chantajista busca a personas de las que se pueda aprovechar por su ingenuidad, según explica la psicóloga.

La especialista fija algunas características que tiene un chantajista emocional con las que podrás reconocerlo.

Si convives con alguien con las  características del siguiente test podrías ser víctima de un chantajista emocional:

*Utiliza mentiras y argucias para engañar, que muchas veces son difíciles de detectar.

*Es adulador, busca halagar para luego “caerle” a la presa.

*Tiene sentimientos de inferioridad aunque muchas veces no lo parezca. Debes estar muy atenta.

*Es egoísta, va a su objetivo  sin importar lo que el otro quiera o desee.

*No te toma en cuenta en las decisiones en las que deberías estar incluida.

*Espera que te adaptes a todo lo que hace y a las actividades que realiza.

*Utiliza el humor para denigrar a los que lo rodean.

Si convives con alguien que tiene estas características y te sientes dependiente a él, debes romper con el chantaje antes que se convierta en abusos más graves.

Para vencer a un chantajista la psicóloga recomienda que aprendas a llevar muy bien su juego para que te deje en paz. Es decir, si busca discutir es porque eso es lo que quiere, no lo complazcas. Utiliza frases cortas y concisas para expresarle lo que piensas y no te enfrasques en explicaciones.

Te mostramos en video: