Electrosex, la última moda para llegar al orgasmo

Aplicar corrientes eléctricas en las zonas erógenas durante las relaciones sexuales ya es una tendencia.

Las pequeñas descargas eléctricas en ciertas zonas del cuerpo es una terapia común para curar el organismo. Esta técnica aplicada por los fisioterapeutas no es dolorosa. Pero, ¿pueden las descargas avivar el placer sexual?, la respuesta es sí y te puede sorprender.  Conoce de qué se trata el Electrosex.

Aplicar corrientes eléctricas, en ciertas las zonas erógenas, durante las relaciones sexuales ya es una tendencia y dejó de ser un tabú. Esta nueva tendencia en el sexo, llamada Electrosex, consiste en aplicar “toques de energía” en áreas muy sensibles para llegar al orgasmo.

En pleno auge

En la actualidad, se están desarrollando juguetes sexuales femeninos que mandan pequeñas descargas a los genitales o las zonas eróticas como los pezones y el clítoris.  Incluso en las piernas, para potenciar las sensaciones de una manera diferente, con el objetivo de llegar al orgasmo.

Serás más feliz en el sexo si aplicas estos 3 consejos… y no importa la edad

Para muchas parejas, la intimidad puede convertirse en el punto más importante.

Anteriormente, la mayoría de los juguetes se basaban en la simple vibración, ahora se va más allá porque se está pasando a la estimulación, a través de la electricidad en pequeñas dosis para generar placer.

Hay personas que ya aseguran alcanzar orgasmos muy intensos solamente con esta estimulación eléctrica.

De cuidado

Sin embardo, los expertos advierten que practicar el Electrosex requiere especial cuidado. Afirman que puede resultar peligroso para la salud, si se tiene un marcapasos o se padece insuficiencia cardíaca.

Igualmente, no se debe aplicar la técnica bajo el efecto de las drogas o el alcohol, ya que la percepción de la realidad (y el dolor) es distinta. Además, no se deben utilizar gel al agua o lubricantes con estos juguetes  porque pueden producir quemaduras.

Te recomendamos en video