El consumo de alcohol reduce el crecimiento del cerebro, según estudio

Investigaciones sugieren que uno de los efectos más fuertes del alcohol el la reducción de la corteza cerebral

El alcohol parece ser una parte esencial en la escena social pero como advierten los anuncios, el alcohol debe ser disfrutado responsablemente y con medida sin embargo, el consumo de alcohol puede hacer que las personas pierdan su capacidad de pensar con coherencia.

El alcohol está asociado con una serie de cambios cognitivos, como la pérdida de inhibiciones, pensamientos confusos o anormales y una mala toma de decisiones. Quienes lo consumen de forma moderada, generalmente se recuperan de sus efectos sin ningún problema a largo plazo. Sin embargo, incluso la pérdida a corto plazo del control sobre el funcionamiento mental normal puede ocasionar problemas de salud.

El uso sustancial de alcohol entre adolescentes y adultos jóvenes no solo es peligroso por sí mismo, sino que una nueva investigación muestra que puede en realidad puede afectar el crecimiento del cerebro.

El estudio, publicado en la revista eNeuro, muestra que el consumo excesivo de alcohol reduce la tasa de crecimiento cerebral en 0.25 mililitros por año por cada gramo de alcohol consumido por kilogramo de peso corporal. En términos simples, eso es el equivalente a cuatro cervezas por día.

La investigación, dirigida por Christopher Kroenke y Tatiana Shnitko, del Centro Nacional de Investigación de Primates de Oregón, en Estados Unidos, fue llevada a cabo con ejemplares jóvenes de macacos rhesus. Según afirman sus autores, ”la intoxicación crónica de alcohol frenó el índice de crecimiento del cerebro, la materia blanca cerebral y el tálamo subcortical”.

"La auto intoxicación crónica por alcohol redujo la tasa de crecimiento del cerebro, la materia blanca cerebral y el tálamo subcortical", escriben los investigadores.

Los investigadores midieron el crecimiento cerebral mediante imágenes de resonancia magnética de 71 monos rhesus que consumían voluntariamente etanol o bebidas alcohólicas. Los científicos midieron con precisión la ingesta, la dieta, los horarios diarios y la atención médica, descartando así otros factores que tienden a confundir los resultados en estudios que involucran a personas. Los hallazgos del estudio ayudan a validar investigaciones anteriores que examinan el efecto del consumo de alcohol en el desarrollo del cerebro en las personas.

Investigaciones anteriores han demostrado que el cerebro tiene capacidad para recuperarse, al menos en parte, después de que cese la ingesta de alcohol. Sin embargo, no está claro si habrá efectos a largo plazo en las funciones mentales a medida que el cerebro adolescente y adulto finalice su fase de crecimiento.

"La pregunta es, ¿la exposición al alcohol durante este rango de edad altera la capacidad de aprendizaje de la vida de las personas?"

Te recomendamos en video