Aumenta el tamaño de tus glúteos y tonifica tus piernas con estas sencillas sentadillas para hacer en casa

Lograrás el cuerpo que sueñas.

Las sentadillas son el ejercicio ideal para tonificar los glúteos y las piernas, y existe una rutina que es muy sencilla de hacer desde casa que te ayudará a lograr los resultados que deseas.

Aquí te decimos cuáles son las mejores sentadillas para aumentar tus glúteos y tonificar las piernas:

Sentadilla clásica

Esta es la sentadilla más sencilla de hacer, pero que ayuda a lograr muchos beneficios en tu cuerpo: ayuda a tonificar las piernas, glúteos y caderas.

Solo debes colocar la espalda recta, pies separados a la altura de los hombros y las rodillas ligeramente flexionadas.

Luego baja un poco la cadera con ayuda de tus rodillas hasta donde no pierdas el equilibrio, como si te sentaras en una silla, y las rodillas no deben sobrepasar la punta de los pies.

Debes hacer 3 series de 15 repeticiones.

sentadillas

Sentadilla con salto

Este tipo de sentadillas también es muy fácil de hacer y ayuda a reafirmar todos los músculos de las piernas.

Para hacerlas, debes separar las piernas un poco más que la medida de los hombros, y saca las puntas de los pies.

Luego, dobla las rodillas hasta que estén alineadas con la cadera, e impulsa tu cuerpo hacia arriba con un salto.

Debes hacer 4 series de 15 repeticiones.

sentadilla

Sentadilla abierta o ballet

Si quieres tonificar los músculos de los glúteos y las piernas, logrando un aspecto más redondo, esta es la sentadilla ideal.

Separa los pies un poco más que la medida de los hombros, con las puntas abiertas, y con la espalda recta flexiona las piernas tan bajo como puedas.

Cuando estés flexionada, coloca los pies en punta, y luego regresa a la posición inicial.
Debes hacer 3 series de 15 repeticiones.

sentadilla

Sentadilla Bulgaria

Esta sentadilla es un poco más complicada de hacer pero te dará los mejores resultados, y es que son perfectas para endurecer los glúteos, piernas y espalda.

Debes buscar un banco o escalón, y apoya la punta de un pie hacia atrás, sin perder el equilibrio, y la rodilla que quede delante debe estar flexionada hasta que la pierna trasera llegue a la altura del tobillo.

Haz fuerza mientras bajas con la pierna de atrás, y siempre mantén la espalda recta.

Debes hacer 3 series de 10 repeticiones con cada pierna.

sentadilla

Te recomendamos en video