Romero, Ginko biloba, jengibre y ginseng: Hierbas para mejorar la circulación sanguínea

La circulación es lo que hace llegar silicio a las uñas, cabello, piel y otros lugares “lejanos”.

¿Se te duermen o entumen los pies o las manos con frecuencia?, ¿te dan calambres?, ¿te sientes agotado o cansado en época de calor?, ¿se te cae mucho el cabello o tienes uñas o piel débiles?. Sí en todas las interrogantes la respuesta fue afirmativa, entonces, lo más seguro es que sufras de una circulación sanguínea deficiente.

Una buena circulación sanguínea ayuda a una distribución de sangre óptima por todos los órganos, sistemas y células del cuerpo. La circulación es lo que hace llegar silicio a las uñas, cabello, piel y otros lugares “lejanos”, nutre de calcio a los huesos y llena de vitaminas, minerales y oxígeno todas las células, tejidos y sistemas.

Las infusiones a base de hierbas medicinales son una alternativa excelente para ayudar al cuerpo a tener una buena circulación. Te daremos los consejos de las mejores “hierbas” para que tu circulación mejore y la calidad de tu sangre este siempre en las mejores condiciones para nutrir tu cuerpo:

– La cola de caballo: Es un remedio muy bueno para evitar el endurecimiento de las arterias y ayudar a reducir el colesterol nocivo acumulado. Bebe una tacita después de comer, una o dos tacitas cada día serán suficientes.

– Romero: Buena para activar la circulación sanguínea.

– Espino blanco: Es excelente para trastornos cardíacos y para mejorar la circulación coronaria y la eficiente nutrición del miocardio. El Espino Blanco es ligeramente reductor de la frecuencia cardíaca, por lo que se emplea en arritmias y taquicardias, así como en la insuficiencia cardíaca.

– Diente de león: por ser rica en taninos y propiedades calmantes, es muy benéfica en problemas circulatorios periféricos (mala circulación en las extremidades). Para su mejor utilización, se debe realizar baños locales con la infusión de dicha planta.

– Hojas de olivo: Tienen un efecto hipotensor por su actividad como vasodilatador periférico y diurético. Se usa para bajar la tensión y prevenir anginas de pecho y arritmias cardíacas.

– Rusco: Se usa para prevenir la aparición de varices, hemorroides, pesadez de piernas, hinchazón de piernas o tobillos, etc.

– Ginko biloba, jengibre y ginseng son también complementos que ayudan a una buena circulación.

Adicional mente, te enseñaremos como preparar un jugo para ayudar a una buena circulación:

Ingredientes:

– Una cucharada de linaza

– Un vaso de leche de almendras

– Un plátano dos

– Media cucharadita de polen

– Miel de abeja al gusto o beber sin endulzar

Preparación:

Licúa todo y bebe despacio a sorbos sin colar.

Seis vitaminas que ayudan a incrementar la fertilidad

Practicar ejercicio también ayuda a mejorar las probabilidades de que quedes embarazada

Te recomendamos en video: