Tus uñas pueden ser indicativo de tu salud, acá 8 cosas de las que debes estar pendiente

Ten mucho cuidado con tus uñas, no todo es tenerlas bonitas

Nuestras uñas en particular, desde su textura y forma hasta su fuerza y color, a menudo nos pueden dar pistas cuando algo está mal o no está bien.

Tómate un minuto para mirar realmente las uñas, y puede descubrir que hay más complejidad en ellas que simplemente si necesitan o no una manicura:

1. ¿Cómo se sienten tus uñas en cuanto a textura?

Picado: tus uñas deben sentirse suaves y fuertes, así que ten cuidado con las picaduras o abolladuras en la superficie de las uñas. Este síntoma puede indicar psoriasis, una afección crónica de la piel que causa una erupción que pica.

Crestas verticales: las ondulaciones que aparecen a lo largo de las uñas son bastante comunes a medida que envejecemos, por lo que normalmente no hay nada de qué preocuparse. Las uñas están hechas principalmente de queratina, una proteína que también se encuentra en el cabello y en la capa externa de la piel. Tomar un suplemento rico en biotina es una forma fácil de ayudar a la piel a conservar su hidratación y elasticidad juvenil y mantener las uñas creciendo de manera saludable.

Semillas de sandías son diuréticas y tienen propiedades antioxidantes

Las pepitas contienen importantes beneficios y son fuente de energía.

 

Crestas horizontales: con ondulaciones profundas de lado a lado en la uña, también llamadas líneas de Beau, haz que tu médico le eche un vistazo. Estos surcos en las uñas pueden indicar que una condición sistémica subyacente puede estar deteniendo el crecimiento normal de las uñas.

2. ¿Cuál es la situación del color?

Uñas amarillas: a menudo, la decoloración amarilla es solo la reacción de tu uña al producto que estás utilizando, como el esmalte de uñas o las uñas acrílicas. Si te gustan las manicuras semanales y el arte de las uñas, los expertos sugieren no más de dos manicuras al mes e intercambia aceite de árbol de té o vitamina E para ayudar a nutrir las uñas de forma natural. Si no crecen claramente, el tinte amarillento puede ser causado por otra cosa, como una infección por hongos.

Manchas blancas: un pequeño trauma (es decir, golpear tu dedo contra la mesa) es a menudo el culpable de manchas de colores claros en la uña, llamada leuconiquia punteada. Afortunadamente, eventualmente desaparecerán. Solo ten paciencia.

Rayas negras: este es un problema grave: consulta a tu médico de inmediato si notas alguna decoloración oscura o negra en las uñas, especialmente si se siente dolorosa. El melanoma a veces puede hacer que aparezcan líneas o rayas negras en la uña, así que presta atención a esta pista si el cáncer de piel se presenta en la familia.

3. ¿Qué tan fuertes son tus uñas?

Suave o débil: si tus uñas se sienten tan delgadas o endebles que puede doblarlas, podrías culpar a la exposición constante a la humedad o productos químicos como detergentes y removedores de esmalte de uñas que contienen acetona.

Estudio afirma que los carnívoros son más saludables que los vegetarianos

Comer solo vegetales no es suficiente para una buena salud.

 

Frágil o descamación: las uñas que se astillan o se sienten secas y quebradizas pueden ser un signo de anemia por deficiencia de hierro, y las uñas que siempre se están pelando o partiendo pueden significar que solo necesita aumentar su ingesta de hierro.

Te recomendamos en video