Despídete del aburrimiento con las mejores posturas para hacer el amor

Para romper con la monotonía los expertos recomiendan variar las posturas para hacer el amor de manera divertida.

La monotonía es la “criptonita” de toda relación en pareja, es lo siempre provoca la disminución del deseo sexual en toda relación. Hacer siempre las mismas posiciones sexuales pueden acabar no solo por aburrir sino reducir la libido.

Para romper con la monotonía y el aburrimiento los expertos recomiendan variar las clásicas posturas para hacer el amor.

Las posturas básicas o tradicionales del famoso libro del Kamasutra no superan las 10, pero existen cientos de “variantes” las cuales pueden ser muy placenteras y divertidas. Con ellas se puede conseguir un orgasmo fácilmente y permiten encender de nuevo la pasión debajo de las sábanas.

Te presentamos las posturas sexuales que hacen alargar el placer de forma natural, haciendo que las relaciones de pareja sean más satisfactorias:

El puente

Es una postura para la que se requiere una gran flexibilidad y resistencia. Si crees que cuentas con estas características, puedes intentarlo. El hombre tendrá que hacer el pino puente y la mujer se sienta delicadamente sobre él. Ella, debe hacer una suave rotación de cadera.

La balsa

En esta postura, el hombre debe estar sentado con las piernas abiertas. También debe tener las plantas de los pies pegadas entre sí. La mujer se sienta sobre él, rodeando la cintura con las piernas y los pies sobre la cama. Con esta postura se favorece un contacto íntimo y fuerte.

El tobogán de seda

Es una postura curiosa que se puede poner en marcha. El hombre se puede sentar cómodamente y la chica se pondrá encima de él arqueando el cuerpo hacia el suelo. Tu pareja te podrá estimular su clítoris y si es posible, puede penetrarla, proporcionándole un gran placer.

El exprimidor

Es una postura en la que ella se pone encima del hombre tumbado. No es la clásica que todos conocemos porque ella se pondrá de espaldas. Se inclinará y apoyará sus manos sobre las piernas de tu pareja. Con esta posición se favorece un mejor ensanchamiento de las caderas de la mujer, facilitando la penetración. Por otro lado, la visión del hombre es muy morbosa, facilitando así la erección para una correcta penetración.

En la silla

Suena simple, pero es una de las posturas más placenteras. Hacer el amor sentados en una silla, facilitará el orgasmo, sobre todo por lo morbosa que es la situación. El hombre se sienta sobre una silla y ella puede sentarse sobre él, de cara o de espaldas. El clítoris puede ser estimulado por ambos y se puede practicar la penetración tanto vaginal como anal.

Te recomendamos en video: