Así es como puedes superar el miedo al fracaso y avanzar en la vida

Todos hemos tenido miedo pero es momento de superarlo

Todos odiamos el fracaso y todos tenemos miedo de caer en él. No hay alguien que se emocione cuando las cosas no salen bien y si lo hay, es porque es alguien que ha aprendido a superarlo con otra cara. Pero el miedo al fracaso sigue siendo una amenaza psicológica que te paraliza, te bloquea y te estanca. Es temor que sabotea inconscientemente tus posibilidades de éxito.

Fallar en algo que creías seguro, provoca sentimientos de decepción, ira, frustración, tristeza y confusión. Nuestra naturaleza humana nos lleva a tenerle miedo a pasar una vergüenza y por ende, dejamos de hacer cosas para evitar la posibilidad de fracasar.

Se te permite dudar y tener miedo pero no puedes dejar de moverte por eso y luchar lo que crees. Aquí te dejamos algunos consejos para superar el mal trago.

Acepta como te sientes.

Cuando acabas de fallar es muy probable que te duela. A veces un poco, a veces mucho. Está bien. Abraza tus emociones. No intentes destruirlo y hacer como si nada o sólo desquitarte con todos. No te dejes llevar por el impulso del momento, respira y acepta lo que sientes. Esto ayudará a que la frustración desaparezca más pronto.

Recuerda: no eres un fracaso solo porque tuviste un tropiezo

Cuando has tenido un tropiezo, es muy fácil empezar a pensar que siempre fallarás en esta área de tu vida. Es fácil empezar a pensar que TÚ eres un fracaso. Tranquila, es sólo un contratiempo y no puedes asumir que así será todo lo que hagas. El hecho de que hayas fallado no significa que fallarás la próxima vez.

Sé constructiva y aprende de esta situación.

Considéralo más como información valiosa y algo que puedes usar para mejorar en lugar de solo un gran golpe y un tropiezo. La forma más sencilla y útil de superar el fracaso es preguntándote: ¿Qué es lo que puedo aprender de esto?, ¿qué cosa puedo hacer diferente o mejor la próxima vez?. Tómate un tiempo con estas preguntas y sé honesto contigo mismo a medida que las respondas. No hay prisa y si bien algunas de las respuestas pueden ser inmediatas, otras pueden tardar. Lo importante es comenzar a pensar en la situación desde esta perspectiva y moverte hacia adelante en vez de atascarte en la negación y la apatía.

Cualquier persona que quiera hacer cosas de valor en la vida fracasará

A menudo solo escuchamos sobre los éxitos de las personas. Pero el camino hacia esos hitos suele tener muchos contratiempos. Y no es que busquemos todo el tiempo en qué fallan los demás, sino que a menudo sirve como inspiración e impulso. Aprende de ellos y toma acción.
".

 

 

Te recomendamos en video