Sanar tras romper una relación tóxica toma tiempo, pero vale la pena

Cuando menos lo esperes, esa relación tóxica quedará en el pasado

Si estás saliendo de una mala relación y  en los últimos días has sentido que todo te está saliendo mal, perdida  o que no eres suficiente debes saber algo: por nada en el mundo mereces estar en donde no seas feliz. Tu corazón lo necesitaba y estarás bien.

Está bien sentirte triste y que de pronto tienes un enorme hueco en el estómago. Lo que no está bien es dejar que eso te consuma día y noche, las 24 horas del día. Ya no es tu asunto lo que pase con quien no supo valorarte. Es ahora cuando tienes que concentrarte en ti y en tu sanación.  

Muchas veces pensamos  que la sanación es simplemente superar a alguien que te hacía mal; que basta con moverse y olvidar, bloquear y borrar.  Pero no, la sanación no es solo silenciar y hacer como que ni lo bueno ni lo malo pasó. La sanación es reconocer lo que esa persona significaba en tu vida, lo que te hizo salir de ahí y cómo estás cambiando a partir de lo vivido.

Por eso es que es un proceso que toma tiempo y que aún cuando hayas avanzado, el recuerdo te golpeará de la nada y te hará titubear de nuevo.

Sanar las heridas de una relación tóxica…y de cualquier otro tipo de relación, significa entender tu dolor y abrazarlo. Es muy válido llorar y sentir rabia pero no dejes que esas emociones  definan el nuevo camino que estás siguiendo.

La sanación no es olvidar pero tampoco ese ese discurso cliché de "perdonar" a quien te hizo daño. Durante el proceso, debes perdonarte a ti antes que a nadie porque eso es lo que te permitirá mejorar en la siguiente relación o en lo que sea que decidas hacer.

Para curarte de una relación tóxica, tienes que perdonarte a ti misma. Perdónate por aceptar tan mal trato. Perdónate por quedarte tanto tiempo. Perdónate por alejarte de quienes intentaban ayudarte. Perdónate por ignorar las banderas rojas y por olvidar tu propio valor.

Te va a llevar un tiempo y necesitaras hacer un esfuerzo. Pero vas a recuperarte. Tienes que tomar la decisión consciente de cambiar, de mejorarte, de poner el pasado en el pasado.

Siempre que alguien que te hizo daño sale de tu vida, tienes que recordarte que ahora está fuera de tu mundo por una razón.y que estás mejor así.

Por último, para sanar tu corazón roto, debes sentirte cómoda con la idea de estar sola. Tienes que aceptar que estar sola es mejor que estar con una persona abusiva, chantajista o violenta. Tienes que acostumbrarte a estar sola y darte tiempo. No te permitas saltar a otra relación para llenar el vacío que sientes ahora. No asumas que una nueva relación es lo único que te hará sentir mejor..

En estos momentos en los que sientes que no puedes salir de la tormenta, espero que recuerdes que aún en tu tristeza y confusión, eres hermosa; que aún puedes tener el coraje para salir adelante y que pase lo que pase, eres suficiente. Es momento de que hagas un verdadero esfuerzo para vivir tu vida de la manera que quieres vivirla. Para disfrutar de los pequeños momentos y abrazarte por quien eres. Porque créeme, eres hermosa sin importar lo que digan los demás.

Te recomendamos en video