Es más difícil olvidar a tu ex que dejar de fumar

Sí, el amor puede tener los mismos efectos que una adicción

Cuando estamos enamorados podemos experimentar un sinfín de manifestaciones físicas, 'mariposas en el estómago', náuseas, perdemos el apetito, tenemos problemas para conciliar el sueño y no podemos dejar de pensar en esa persona especial. Todo eso ocurre porque en nuestro cerebro se están llevando a cabo procesos químicos que se manifiestan físicamente a través de lo que te acabamos de describir.

A lo largo del tiempo se han llevado a cabo diversas investigaciones sobre lo que pasa en el cerebro cuando nos enamoramos, científicos se han encargado de desmenuzar qué es lo que ocurre en nuestro cuerpo y los resultados han sido reveladores, al grado que se compara al amor con los efectos de algunas adicciones.

Emilio Ambrosio, catedrático de Psicobiología de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, ha revelado en sus estudios que en las primeras etapas del enamoramiento las personas tienden a tener comportamientos similares a los de personas adictas.

Cuando nos enamoramos el cerebro genera sustancias como la dopamina y la oxitocina, hormonas encargadas del placer y el apego, respectivamente, estas sustancias están relacionadas con el placer.

En los estudios realizados encontraron que cuando nos enamoramos sentimos euforia, bienestar y preocupación por la pareja romántica, sentimientos que según la investigación se han vinculado con el sistema de recompensas del cerebro humano, de ahí que cuando se termina la relación el cuerpo sienta esa pérdida y se manifiesten síntomas similares a los de la abstinencia a algunas drogas.

De acuerdo con los estudios, es más fácil que el cuerpo se acostumbre a la abstinencia a algunas sustancias presentes en el cigarro que al impacto en la producción de la dopamina y oxcitocina, ¿interesante, no crees?

Te recomendamos en video: