Tonifica tus piernas y abdomen con un simple juego de la niñez: saltar la cuerda

Esta actividad que antes hacíamos con el fin de pasarla bien, aporta puntos extras para nuestra salud.

Saltar la cuerda es uno de los juegos de la infancia más divertidos que todos recuerdan. Al crecer, la mayoría suele dejarla de lado, como un simple y emotivo recuerdo del pasado. Pero esta actividad que antes hacíamos con el fin de pasarla bien, aporta muchos beneficios para nuestro cuerpo.

A continuación te resumiremos cinco beneficios para el cuerpo de saltar la cuerda, que te hará buscar una si aún no tienes:

Ejercitas todo tu cuerpo

Aunque creas que solo te estás divirtiendo, al saltar ejercitamos todo el cuerpo y tonificamos piernas, brazos y abdomen.

Si persistimos, podremos quemar calorías, mejorar la condición de nuestros músculos y aumentar nuestra coordinación. Lo ideal es incorporarlo en una rutina variada.

Ayuda tu respiración

Porque se adiestra la resistencia, se adquiere una mejor habilidad para soportar más saltos y como aeróbico nos entrenará para mejorar la respiración.

Apto para todos

Primeramente, saltar la cuerda es apto para todos. No hay limitantes y nos ayuda a mejorar nuestras condiciones físicas. Así mismo, no es nada costoso y no hace falta pagar una inscripción al gimnasio para disfrutar de esto.

Circulación sanguínea

El movimiento que se genera cuando saltamos la cuerda beneficia directamente nuestro sistema circulatorio. El corazón trabaja para cumplir eficazmente con el bombeo de la sangre a todo el cuerpo. Igualmente la hace circular por las arterias, lo que disminuye el riesgo de sufrir un infarto o un paro cardíaco.

Variedad

Se pueden hacer diversos saltos y movimientos que harán del ejercicio más versátil y nada aburrido. Así mismo, se puede emplear varios tipos de cuerda y hacer esta actividad en grupo para estar en compañía de amigos.

Te recomendamos en video: