Por esta razón es que deberías planear una escapada de fin de semana con tu mamá

Mamá siempre será una gran compañía

Cuando eres pequeña, la idea de pasar tiempo con tu mamá es algo normal. Cuando eres adolescente, puede que no lo aprecies tanto y que incluso pienses que es un fastidio pero cuando creces, te das cuenta de lo mucho que necesitas a mamá en tu vida y de lo poco que convives con ella entre el trabajo, tus relaciones y demás obligaciones y responsabilidades.

Llega un momento en el que ya no la ves tanto como antes, incluso si viven bajo el mismo techo. Realmente comienzas a apreciar la oportunidad de pasar tiempo juntas por que sabes que el tiempo pasa y los años pesan cada vez más para ambas. ¿La solución? Una escapada madre e hija el fin de semana.

Así que antes de comenzar a agendar fiestas o considerar a tu mejor amiga o pareja para pasar el fin de semana, piensa en mamá y todo lo que podrías hacer con ella que no podrías hacer con otros.

Pueden planear una escapada a un pueblo mágico para comprar artesanías o agendar una cita en un spa para que las consientan. También pueden hacer un tour de comida por la ciudad o entrar a alguna clase de yoga o baile juntas. Y si no quieren gastar demasiado o recorrer grandes distancias, una tarde de películas en casa también puede convertirse en el plan ideal. ¡Lo importante es estar juntas!

Deja de pensar que ya estás "demasiado grande" para estar con ella o que va a ser todo menos divertido y mira estos puntos que te convencerán de que será la mejor experiencia.

Fortalecer su vínculo  

Las peleas con mamá son inevitables cuando están en casa o en pleno embotellamiento pero cuando pasas un tiempo con ella fuera de la rutina, las cosas comienzan a fluir de otra manera. Pronto te das cuenta que las conversaciones comienzan a fluir casi sin esfuerzo, que ambas son más abiertas y honestas sobre la vida. Es un gran momento para limar asperezas y entenderse.

Aprenden una habilidad nueva juntas

Aprovechen el fin de semana para pasar el tiempo juntas y adquirir una nueva habilidad. Ya sea que entren a alguna clase de baile o yoga o que se quedan en casa cocinando un postre, es casi seguro que juntas aprenderán algo nuevo . Y mejor aún, se complementarán la una a la otra con sus habilidades.

Expresar tu gratitud

Tu madre ha hecho un trabajo increíble al criarte y aunque las cosas no siempre han sido fáciles, al final siempre te ha dedicado el tiempo, energía, dinero y amor que te ha forjado como persona. Por alguna razón a veces olvidamos darle las gracias a nuestros padres por lo que hacen por nosotros y un viaje madre e hija es una gran oportunidad para hacerlo. Al final, te darás cuenta de lo gratificante que será para ambas vivir una experiencia de este tipo, juntas.

Te recomendamos en video