Quema grasa rápidamente tomando una ducha con agua fría por las mañanas

Un momento incómodo puede traerte muchos beneficios

Si eres un amante del agua caliente, como la mayoría de las personas, quizás quieras ir cambiando ese pensamiento y tomar una ducha con agua fría de vez en cuando, podría ayudarte a quemar la grasa de tu cuerpo.

Esencialmente, todos tenemos dos tipos de grasa: blanco y marrón.

La grasa blanca se acumula cuando consumimos más calorías de las que nuestro cuerpo necesita para funcionar. Cuando no quemamos las calorías para obtener energía, la grasa blanca se acumula en lugares no deseados y, a menos que hagamos ejercicio para eliminarlos, las áreas se ven antiestéticas.

La grasa marrón es la grasa buena.

El tejido graso marrón en el cuerpo también puede quemar enormes cantidades de energía para generar calor, y estudios en humanos y animales han sugerido que aumentar la cantidad de grasa marrón saludable podría ayudar a controlar el peso y reducir los síntomas de la diabetes.

Las duchas frías o la exposición al frío extremo pueden promover la actividad de la grasa marrón.

Si bien la idea de tomar una ducha fría por la mañana puede ser horrible, el primer toque de agua fría hace que tu cuerpo respire con más fuerza, lo que te obliga a aumentar tu ingesta total de oxígeno, lo que aumenta tu circulación y ritmo cardíaco para mantenerte caliente.

Te presentamos cuatro métodos anticonceptivos que mejorarán tu piel y cabello

Un anticonceptivo hormonal reduce los síntomas premenstruales.

 

 

Esto aumenta su metabolismo y quema un poco más calorías en el proceso. El resultado final le brinda una “llamada de atención” energizante para comenzar el día.

Te recomendamos en video