Aprende cómo preparar harina casera de avena y linaza para la dieta

Saber cómo preparar harina casera de avena y linaza ayudará a que alimentes mejor tu cuerpo de forma sana y sobre todo que este libre del gluten.

Aprender cómo preparar harina casera de avena es una propuesta sensacional que vale la pena descubrir si por ejemplo, tienes en casa a algún familiar con enfermedad celiaca, además de ser una alternativa natural con la que puedes cuidar mucho más el corazón y el peso.

Conoce los beneficios del jugo de apio: Un vegetal esencial para tu vida

Son muchos los beneficios del jugo de apio pues ayuda a mejorar el corazón, prevenir el cáncer, cuidar la piel y es hasta antiinflamatorio.

Para empezar a entender cómo preparar harina casera de avena, solo necesitarás copos de avena. Puedes comprar la avena integral, instantánea o la tradicional, la que más te agrade; cuida siempre de que no esté aromatizada y una licuadora, no obstante, también puede servir una batidora, o incluso un molinillo.

Cómo preparar harina casera de avena

Puedes empezar probando con una cantidad pequeña, pero puesto que el resultado es siempre muy bueno, no tengas miedo de utilizar un kilo de copos de avena. El procedimiento es sencillo, se trata solo de incluir los copos en el recipiente de la licuadora.

Dependiendo siempre de la potencia de la máquina, basta solo con que atiendas la textura que vas consiguiendo mientras activas la máquina. Normalmente, con un minuto es suficiente.

Puedes conservar la harina conseguida en un bol, en un recipiente hermético o en una bolsa de plástico. Se mantiene muy bien y con todas sus propiedades naturales.

La harina de avena es fabulosa para preparar distintos tipos de panes, galletas o pasteles. Además, su horneado es sensacional, su sabor es digno de ser descubierto y, nos aporta los mismos beneficios que la avena en copos o entera.

Cómo preparar harina casera de avena y linaza

La harina de linaza, también conocida como linaza o semillas de lino, es un alimento rico en hidratos de carbono, proteínas, grasas y fibra alimentaria, además es un alimento destacado por su contenido en ácidos grasos tipo Omega 3, Omega 6 y Omega 9.

Al igual que en la forma de cómo preparar harina casera de avena, con la linaza es el mismo procedimiento, se trata solo de incluir la linaza en un recipiente de la licuadora y agregarle también avena, o bien juntar ambas mezclas al tenerlas ya por separado.

El hecho de que se haya convertido en un producto tan popular se debe a sus propiedades nutricionales y, por ende, a los beneficios de su consumo para la salud. Esto es así debido a su composición química en la que predomina la fibra dietética, ácidos grasos poliinsaturados y fitoquímicos. La recomiendan para tratar efectos de la menopausia debido a su contenido en flavonoides.

Últimos datos

Hay que mencionar que la harina de linaza puede tener efectos secundarios o estar contraindicada en algunas personas que no están acostumbradas a ingerir altas cantidades de fibra a diario. Además, en dosis altas, puede generar bloqueo intestinal, dolor abdominal, náuseas e incluso vómitos, tal como lo reseña el portal “Mejorconsalud”, sobre cómo preparar harina casera de avena y linaza.

Contra la caída del cabello y la infertilidad: 10 beneficios de la vitamina B6

¿Cómo prevenir la caída del cabello? Conoce los beneficios de la vitamina B6

Te recomendamos en video: