4 cosas que inevitablemente perderás en la vida y que debes agradecer

La vida está llena de cambios

A menudo pensamos que perder cosas es algo malo. Nos aferramos a aquello que creemos necesitamos para estar completos cuando en realidad, tenerlas es una forma de estancarnos y permanecer. Pero nada en esta vida es para siempre e inevitablemente terminaremos perdiendo tantas cosas en el camino: nuestros trabajos, relaciones, amistades e incluso nuestro control sobre las situaciones.

¿Peor cómo puede esto ser positivo en nuestro bienestar y felicidad? La clave está en vivir en el presente, abandonar el pasado y perder las cosas en la vida para crecer como persona.

Aquí hay 4 cosas importantes que perder en tu vida que expandirán esta mentalidad.

Perderás el rumbo

La mayoría de nosotros llegamos a una etapa cuando cuestionamos nuestro motivo en la vida. Analizamos nuestras acciones pasadas y presentes y nos preguntamos si todo lo que hemos hecho realmente nos ha hecho felices. Esto puede ser bastante abrumador y en ocasiones nos hace creer que estamos haciendo todo mal.  En esta etapa es fácil perderse y quedar atrapados en la oscuridad pero debes recordar que es también una oportunidad de descubrir tu verdadero camino. Perderse es una oportunidad de repensar, reajustar y caminar por un camino más adecuado y feliz. Nunca pienses que es un fracaso, reprograma tu mente, experimenta y ve hacia lo que te haga feliz.

Perderás el contacto con otros

Las relaciones sociales nos ayudan a ser más felices en la vida sin embargo, a veces nos quedamos con aquellas que ya no nos sirven porque no nos aportan más. Nuestro sentimentalismo hace que nos aferremos a ciertas personas en nuestras vidas porque nos recuerdan los buenos tiempos o porque estuvieron en algún momento clave de nuestra existencia. Sin embargo, todos cambiamos y con el tiempo se van alejando quienes alguna vez fueron importantes.

Perder ciertas conexiones con nuestros amigos puede ser una valiosa lección de vida. Nos enseña la importancia de la calidad sobre la cantidad y nos ayuda a dejar de lado aquellos que no traen ningún crecimiento a nuestras vidas para darle paso a nuevas relaciones que serán parte de una nueva etapa.

Te perderás a ti mismo 

La vida consiste en perdernos todo el tiempo. Cambiarnos constantemente y crecemos según nuestras experiencias. Evolucionar es inevitable pero a veces nos encontramos en un laberinto en el que cuestionamos todo lo que somos. Perderse significa experimentar y abrirse a diferentes posibilidades, como viajar, estudiar  o cambiar de trabajo; todo va según vamos cambiando nuestra forma de pensar, sentir y percibir nuestro entorno. Nuestras metas y objetivos van cambiando y con nuestras acciones progresamos hacia una nueva vida.

Perderás el control de las cosas

Todos queremos tener el control pero a veces no se puede. La incertidumbre es un miedo que la mayoría de nosotros tenemos cuando sentimos que se nos van las cosas de las manos. La vida está en constante cambio y nada permanece igual por lo que en vez de tratar de controlar, debemos adaptarnos o marcharnos en lugar de aferrarnos. perder el control de las cosas es una señal de que debemos buscar otras oportunidades que de otra manera ignoraríamos o no estaríamos dispuestos a seguir bajo otras circunstancias porque ahí puede estar la clave de la felicidad.

Te recomendamos en video