Casarse tres veces te hará más feliz que hacerlo una vez, antropóloga explica las razones

La antropóloga Margaret Mead explica las razones.

Generalmente cuando nos casamos lo hacemos esperando que sea para toda la vida, pues creemos que hemos encontrado al amor de nuestras vidas.

Sin embargo, la antropóloga Margaret Mead ha explicado a diferentes medios que eso “ya pasó de moda”, y lo mejor ahora es casarse tres veces, y no una.

“La primera relación es para el sexo, la segunda para los niños y la tercera para hacerse compañía”, asegura la autora de ‘Sexo y temperamento’.

Mead explica que a medida que el tiempo avanza, nosotros cambiamos y al igual nuestras prioridades.

“El matrimonio tradicional obligaba a condensar los tres objetivos (sexo, pero también exploración y pasión; niños, pero también responsabilidad y herencia; compañía, pero también supervivencia) en una única persona, que debía evolucionar tal y como nosotros queríamos”, detalla la antropóloga.

Estudio revela cuántas parejas sexuales necesitas en un año para ser feliz

La cantidad de personas que necesitas te sorprenderá

Actualmente son muchas las parejas que se divorcian, especialmente las más jóvenes, ya sea porque se sienten solos, por el precio de la vivienda, inestabilidad, o malos empleos.

Mead sugiere que un matrimonio temporal puede ser exitoso si cumple las expectativas planteadas aunque termine más pronto que tarde.

La antropóloga explica que el primer matrimonio “es un compromiso individual ente dos personas cuyos medios materiales eran limitados, y que o bien podía disolverse en cualquier momento o transformarse en un compromiso parental cuando las condiciones materiales lo permitían. En momentos de crisis o precariedad, es natural que muchas parejas se queden atrapadas en un ciclo interminable de esos primeros matrimonios sin la posibilidad de avanzar al segundo”.

Mujer casi muere al recibir sexo oral de su pareja, sufrió un derrame cerebral

La mujer quedó inconsciente luego de recibir sexo oral por su pareja

En cuanto al segundo matrimonio detalla que la “frontera en el momento en el que los hijos se independizaban del hogar y, síndrome del nido vacío mediante, se podía buscar una nueva pareja para lo que restaba del viaje”.

Te recomendamos en video