Mira cómo tomar agua de alcachofa en ayunas para adelgazar

Tiene virtudes diuréticas y quema grasa.

La alcachofa es una hortaliza tan saludable como sabrosa, que nos permitirá perder peso con facilidad, gracias a sus virtudes diuréticas y quema grasas. Así que puedes convertirlo en tu aliado si deseas perder esos kilitos demás.

Una forma fácil y efectiva de usarlo es preparando agua de alcachofas o, en su defecto, sus infusiones.

La alcachofa, es una excelente opción gracias a su contenido de vitamina B, hierro, magnesio. También resultan muy positivos sus aminoácidos, flavonoides, fósforo y potasio.

Características de la alcachofa

Estas son las cualidades más destacadas de la alcachofa

Es rica en fibra, lo que ayuda a bajar la glucosa en sangre y a controlar los niveles de colesterol, además de combatir el estreñimiento.

Contiene cinarina, una sustancia que permite estimular la secreción biliar; así, se favorece la digestión de las grasas y se potencia el efecto diurético que previene la retención de líquidos.

Tiene un aporte calórico muy bajo.

Su efecto adelgazante se produce gracias a tres factores: su bajo nivel calórico, su efecto diurético y su capacidad para procesar y eliminar las grasas.

Beneficios

Estimulan la digestión y la eliminación de grasas.

Constituyen un buen desintoxicante; limpian los intestinos, el hígado y los riñones.

Bajan el nivel de colesterol en sangre.

Disponen de propiedades diuréticas y depurativas, por lo que se alzan como una aliada perfecta para los riñones.

Adelgazar con el agua de alcachofas

La dieta de la alcachofa consiste en llevar una pauta en la que incluyamos el agua de alcachofa tres veces al día. La aplicaremos durante 10 días al mes, por al menos 3 meses. De este modo, no solo bajas de peso, sino que además desintoxicaras el organismo.

¿Cómo preparar el agua de alcachofas?

Toma dos alcachofas de tamaño medio, que estén bien frescas.

Lavarlas bien y cortar el extremo del tallo; después, cortarlas en dos mitades.

En una olla, introducir un litro y medio de agua y poner las dos alcachofas a hervir hasta que adquieran un tono adecuado en su cocción y se vuelvan más blanditas.

Una vez hervidas, reservar el agua conseguida de esta cocción.

De la preparación debes haber obtenido litro y medio de agua, que debes tomar a lo largo del día.

¿Cuándo consumir el agua de alcachofas?

Debes consumir un vaso de agua de alcachofas en ayuna. Y debes tomar también después de las comidas principales; recuerda que favorece la digestión, es diurética y ayuda a procesar las grasas.

Puedes refrigerarla, y acompañarla con un poco de jugo de limón y unas hojas de menta. El sabor es más agradable y los beneficios, superiores.

 

Te recomendamos en video: