Descubre los peligros de la depilación integral y cómo evitarlos

La higiene es crucial.

Parece ideal estar libre de vellos en  todo nuestro cuerpo. Muchas mujeres optan por la depilación para sentirse más libres, cómodas y limpias, sin embargo, este método tiene sus riesgos.

La depilación integral consiste en la remoción total de los vellos en las axilas, piernas y pubis. Aunque parece ser una buena opción, esto puede tener ciertos riesgos.

Según un estudio publicado en 2016 por la revista Sexually Transmitted Infections, del British Medical Journal, concluye en que la depilación total del vello púbico está relacionada con el aumento de las enfermedades de transmisión sexual.

Pese a esto, la tendencia de depilación total cada vez es mayor tanto en mujeres como en hombres.

Según el estudio, el riesgo de enfermedades e infecciones es mayor para las personas que se depilan con más frecuencia.

Según los expertos, no debemos olvidar que el vello tiene un propósito y defienden en mantener el vello en las zonas íntimas.

La depilación puede ser una opción con los cuidados necesarios

Aunque se presentan riegos, estos pueden disminuirse si mantenemos los cuidados necesarios. Como sabemos, las enfermedades e infecciones de transmisión sexual  se producen cuando no existe la protección o higiene necesaria.

Algunos consejos indispensables son:

Mantener una sola pareja sexual. Mientras más parejas tengas, el riesgo  de contraer alguna enfermedad es mayor.

Utilizar preservativos. No solo es el método anticonceptivo más efectivo, sino que es una excelente manera de evitar enfermedades e infecciones.

Asearse antes y después de sostener relaciones sexuales. Muchas infecciones íntimas y en las vías urinarias  se producen por una higiene inadecuada.

Orinar luego del sexo. Después de tener relaciones sexuales, las bacterias pueden migrar a otras partes de nuestro cuerpo como es la vía urinaria, lo cual puede provocar una infección.

Con información de: Rosa Alejandra Silva

 

Te mostramos en video: