5 beneficios de la dieta ceto a base de grasas y proteínas

Los expertos aseguran que tiene propiedades curativas para las enfermedades neurodegenerativas y la epilepsia.

Los expertos aseguran que tiene propiedades curativas para las enfermedades neurodegenerativas y la epilepsia.

La dieta de ceto, junto a la mediterránea y la holandesa, es una de las más famosas en el mundo. Alto en grasas y proteínas y bajo en carbohidratos, este tipo de régimen alimentario cuenta con evidencia suficiente que comprueba su eficiencia para perder peso.

La dieta cetogénica consiste en reducir sustancialmente el consumo de carbohidratos (azucares, cereales, legumbres, frutas, tubérculos) e incrementar el consumo de grasas de calidad (aguacate, aceite de oliva, coco) a fin de “forzar” al cuerpo a consumir de nuevo grasas.

Los expertos aseguran que la dieta ceto tiene propiedades curativas para las enfermedades neurodegenerativas y la epilepsia. Y también tiene un poderoso impacto en los niveles de endorfinas y el estado de ánimo.

Es una dieta que hace que el cuerpo libere cetonas en el torrente sanguíneo. La mayoría de las células prefieren usar el azúcar en la sangre, que proviene de los carbohidratos, como la principal fuente de energía del cuerpo.

“En ausencia de azúcar en la sangre circulante de los alimentos, comenzamos a descomponer la grasa almacenada en moléculas llamadas cuerpos cetónicos”, explicó en un artículo Marcelo Campos, profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard.

Te presentamos algunos de sus beneficios:

Efectos curativos en el cerebro

Las dietas cetogénicas con alto contenido en grasas tienen propiedades curativas para afecciones cerebrales como las enfermedades neurodegenerativas y la epilepsia. Un consumo constante de grasas de una dieta ceto también tendrá un poderoso impacto en los niveles de endorfinas y el estado de ánimo.

Ayuda a regular el hambre y el deseo

Dado que la dieta ceto es baja en carbohidratos, seguirla puede estabilizar los niveles de azúcar en la sangre y, por lo tanto, suprimir el apetito. Puede ayudar a mejorar el síndrome de ovario poliquístico (SOP) y problemas de fertilidad

Puede controlar los niveles de  colesterol malo

La dieta cetogénica se ha asociado con biomarcadores mejorados como el colesterol HDL y los triglicéridos en comparación con una dieta baja en grasas. La dieta cetogénica mejora el control del azúcar en sangre en pacientes con diabetes tipo 2, al menos a corto plazo.

Te recomendamos en video: