Descubre los silenciosos síntomas del cáncer de ovario

Cuando esta patología se encuentra en un estado avanzado, es difícil de tratar, por lo que puede ser altamente mortal

El cáncer de ovario es una enfermedad, silenciosa, que afecta al aparato reproductor femenino y que puede resultar bastante riesgoso y letal si no es tratada a tiempo. En buena parte de los casos esta enfermedad no puede no presentar síntomas hasta que se manifiesta en un estado bastante avanzado.

Según la Organización Mundial de la Salud, cerca de 250.000 casos son detectados al año a nivel global, y fallecen cerca de 200.000 mujeres alrededor del mundo.

Es cierto que es poco frecuente en mujeres menores de 40 años, pero afecta a cualquier edad, sobre todo después de la menopausia siendo las mujeres mayores de 65 años las que más han sido afectadas por este mal.

Cuando esta patología silenciosa se encuentra en un estado avanzado, es difícil de tratar, por lo que puede ser altamente mortal. En cambio, las posibilidades de recuperarse son mucho mayores cuando se detecta temprano.

Un motivo que puede justificar un mayor cuidado es la herencia genética. Hay algunas personas que heredan unos genes que incrementan las probabilidades de tener cáncer de mama y/o de ovario. Esto quiere decir que si tienes familiares que hayan padecido cáncer de ovario y/o de mama, puede que tú tengas más posibilidades de tener estas enfermedades.

Por ello es que conviene prestar atención a los signos y consultar a un médico si se evidencia algo inusual.

Para ayudarte en esto, a continuación te presentamos algunos de los síntomas del cáncer de ovario:

-Dificultad para comer o comenzar a sentirse lleno rápidamente (saciedad temprana).

-Ciclos menstruales anormales.

-Distensión o hinchazón del área abdominal.

-Pérdida o aumento de peso.

-Dolor pélvico o abdominal bajo. La zona puede sentirse pesada (pesadez pélvica).

-Dolor de espalda por razones desconocidas que empeora con el tiempo.

-Sangrado vaginal que ocurre entre periodos.

-Crecimiento excesivo del vello áspero y oscuro.

-Necesidad de orinar con más frecuencia de lo normal.

Se aconseja acudir al médico si uno tiene estos síntomas de manera frecuente durante varias semanas.

Si estás entre estos grupos de riesgos y tienes dudas al respecto, te recomendamos acudir a un especialista.

 

Te recomendamos en video: