La falta de deseo sexual puede ser síntoma de 8 problemas de salud

La disminución del deseo sexual en una mujer puede llegar a afectar su salud emocional

Definitivamente cada mujer es diferente y su comportamiento ante la sexualidad es diferente, así que diagnosticar un trastorno del deseo sexual es complicado. El deseo sexual bajo puede deberse a varios factores físicos y otros tantos mentales.

Cuando hay un cambio brusco en el deseo de una mujer y esta carencia está interfiriendo con su calidad de vida, es importante buscar las razones que se esconden detrás.

La ginecóloga brasileña Luciana Deister explica que la disfunción sexual femenina puede deberse a varios factores, como hormonales, bioquímicos, emocionales, relacionados a enfermedades, por cuestiones anatómicas o problemas en la relación de pareja.

La ginecóloga explica que ciertas enfermedades o problemas de salud pueden tener como síntoma esta disminución en el deseo.

1 Estrés constante

Definitivamente esta es una de las causas principales y es que el estrés, además de psicológico, es biológico, porque libera hormonas y pone al cuerpo en un estado de defensa que disminuye los niveles de hormonas sexuales.

2 Inflamación

Como la artritis o las enfermedades inflamatorias del intestino. También la obesidad puede ser un factor de riesgo ante una respuesta inflamatoria crónica, aunque las mujeres delgadas pueden tenerla.

La inflamación afecta la actividad de varias hormonas y neurotransmisores, como la serotonina y la melatonina, las cuales pueden incidir en el estado emocional de una mujer y en su deseo sexual.

3 Fatiga crónica

La fatiga crónica puede interferir con tu deseo sexual, principalmente debido a la falta de energía para participar en cualquier actividad, lo cual incluye el sexo. Esta fatiga puede estar asociada a enfermedades como depresión o fibromialgia.

La guayaba, la fruta milagrosa que alivia el dolor menstrual

Su cáscara es verde o amarillenta, y por dentro es de color rosa, rojo, blanco, anaranjado o algún tono en medio de estos. Tiene una pulpa entre dulce y ácida, y llena de pequeñas semillas.

4 Dieta hipocalórica o baja en grasas

Cuando comes muy poco y gastas más energía de lo que debes, se desequilibra los niveles hormonales. Los niveles bajos de grasa en la dieta han sido vinculados a un deseo sexual disminuido, dado que reducen la cantidad de estrógeno y testosterona.

5 Enfermedad tiroidea

Dado que la tiroides tiene influencia sobre los niveles hormonales de todas las partes del cuerpo, no es sorprendente que un desequilibrio en esta glándula provoque disfunción sexual al desequilibrar las hormonas sexuales. La sequedad vaginal que la enfermedad causa, que tiene como consecuencia penetraciones dolorosas o incómodas, también juega un papel importante en la disminución del deseo.

6 Endometriosis

Con esta enfermedad las mujeres tienen menstruaciones dolorosas, sangrados durante todas las fases del ciclo menstrual, dolor crónico y fatiga debido a estas incomodidades. Para muchas mujeres, el sexo agrava estas incomodidades físicas, dado que la penetración vaginal puede empujar el tejido a través de las paredes del órgano.

7 Depresión

Las enfermedades mentales pueden afectar de varias maneras el deseo sexual. La depresión afecta cada parte de tu vida, incluido el sexo. El sentimiento de frustración que deja la falta de vida sexual puede acentuar la depresión. Si la depresión está interfiriendo con tu vida sexual, es importante tratar el problema mental primero y luego resolver los demás.

8 Anorgasmia

La imposibilidad de alcanzar el orgasmo, puede estar causada por falta de educación sexual o falta de conocimiento de los propios deseos sexuales. O puede tener una razón biológica, como un clítoris muy pequeño y difícil de estimular físicamente.

La dificultad para alcanzar el orgasmo puede ser una razón por la que varias mujeres inhiban sus deseos sexuales sin ser conscientes de ello.

 

Te recomendamos en video: