Comer cuatro porciones de estas carnes a la semana obstruye tus vías respiratorias

Abusar de carnes como salchichas, salami y jamón genera más daños de lo que crees.

Un nuevo estudio indica que debes comer carnes menos de cuatro veces a la semana. Revisa qué tipo de carnes obstruyen tus vías respiratorias.

Los resultados publicados por la revista Thorax indican que carnes como salchichas, salami y jamón son perjudiciales para las vías respiratorias si hay un exceso en su ingesta.

¿Qué tipo de acceso? Debes comerlas menos de cuatro veces a la semana y en cantidades moderadas. Que no parezca que vas a “explotar” por todo lo que lograste comer.

La meta de este estudio es llamar a la reflexión a que haya un equilibrio en tu dieta diaria. Tampoco es recomendable que haya un enfoque negativo hacia un solo tipo de carne, el estudio no busca generar matrices de opinión.

TE PUEDE INTERESAR: Con buena alimentación y este ejercicio eliminas las arrugas de la frente rápidamente

Revisa qué tipo de carnes obstruyen tus vías respiratorias

Revisa qué tipo de carnes obstruyen tus vías respiratorias

Las carnes procesadas ya han sido asociadas con varios tipos de cáncer y problemas respiratorios, según un reporte de la Organización Mundial para la Salud (OMS), en el año 2015.

Pero hablaba de carnes rojas, más que las de otro tipo. Ahora este nuevo estudio agrega que las salchichas, por ejemplo, en altas cantidades también son dañinas.

Si prefieres hablar de cantidades, hablamos que consumir más de 70 gramos de estas carnes al día puede matarte a mediano o largo plazo.

¿Qué tanto son 70 gramos? Una salchicha o una rebanada de jamón.

Debes darle oportunidad al cuerpo que logre digerir adecuadamente toda esa comida pesada que entra en tu organismo.

Por eso, lo ideal es preparar un menú semanal con los alimentos que debes comer para tener energía la necesaria y en equilibrio con tu salud integral.

Sobre el estudio

El análisis duró diez años. Voluntarios respondieron a una encuesta y la mitad de los participantes manifestó ingerir mucha carne y tener problemas de asma.

En todos los casos se comprobó que no había historial de parientes asmáticos, así que se asocia directamente con el consumo de carnes.

Te recomendamos en video: