El desayuno no es importante para bajar de peso, estudio

Desde la antigüedad, esta primera comida del día no parecía ser indispensable.

El desayuno es la comida más importante de día, esa es la afirmación que durante años nos han inculcado. Sin embargo, un estudio afirma que si el objetivo es bajar de peso, esta primera ingesta no juega un papel relevante.

Y es que en la antigüedad no parecía ser indispensable, pero la llegada de los horarios laborales en la Revolución Industrial modificaron estos estatutos. A pesar de que muchas personas afirman no poder arrancar el día sin un buen desayuno, algunas investigaciones le restan mérito.

El British Medical Journal publicó recientemente un metanálisis donde concluyó que el desayuno no aporta un desempeño ideal al momento de bajar de peso. Es decir, el aumento o reducción de esos kilitos de más no están relacionados a omitir o no el primer alimento. El estudio indicó que quienes no desayunan no necesariamente elevan sus cantidades de comida para el resto del día.

Pero atención, el informe del estudio solo se limitó a aclarar ese punto. No se adentró en las consecuencias de la salud que podría ocasionar el no desayunar. Sin embargo, la nutrición es una ciencia aún en desarrollo y con escasas verdades. De allí a que no todas las dietas funcionen como se espera.

Otro aspecto que los científicos toman en cuenta es nuestro microbiona, es decir, los microorganismos presentes en nuestro sistema digestivo. Estos se encargan directamente de absorber los alimentos. Y otro aporte indica que no se trata del qué comer sino cuándo. Lo más ideal es alinear responsablemente las comidas, incluyendo el desayuno.

Según especialistas, todo apunta más hacia los beneficios que ofrece mantener los correctos intervalos de ayuno para bajar de peso. Así lo explicó Tim Spector, de epidemiología genética. Esto afirma que comer en horarios tardíos, y hasta en la medianoche, provoca problemas con el metabolismo.

La distancia temporal entre el desayuno y la cena se ubica alrededor de las 15 horas, pero no debería haber una diferencia mayor a 8. Pero lamentablemente, nuestro metabolismo está en un vicioso ciclo de día y noche desde hace miles de años. Esto atrapa la costumbre del sistema digestivo, hormonas y enzimas.

En definitiva, saltar el desayuno no es un error nutricional. Lo importante es comer sano y evitar ingerir alimentos en las noches.

Te recomendamos en video