5 cosas que puedes hacer si tu mejor amiga está en una relación tóxica

Ayudar a una amiga que esté sumergida en una relación tóxica puede ser muy complicado

No importa lo cerca que seas de tu mejor amiga, hablar de su pareja en turno no más fácil, especialmente cuando se trata de una relación tóxica para ella. Aunque puedan contarse todo, las cosas entre ustedes tienen ciertos cambios cuando una de las dos está en una relación amorosa.

Si consideras que la pareja de tu amiga no es la ideal, seguro ya has intentado advertírselo; seguro ya le aconsejaste que merece a alguien mejor y que estás preocupada por ella. Pero la peor parte de ver a tu amiga caer en una relación tóxica es que creerá que estás loca y que quieres que termine con esa persona por ti. Tu amiga pronto dejará de acudir a ti por sus problemas, te ocultará cosas porque sabe que vas a "reaccionar de forma exagerada" y si descubres lo que está pasando, te atacará y rechazará la realidad porque piensa que tú eres el problema. Aunque en el fondo (a veces) sabe que es cierto, que tú la conoces mejor que nadie y que las cosas no van bien.

Señales de que tu amiga está en una relación poco saludable:

-Ha cambiado a la peor versión posible de sí misma.

-Ha perdido su brillo.
-Se ha desconectado de las personas y cosas que solían hacerla feliz
-Se muestra más irritable, malhumorada y fastidiosa que nunca.
-Se muestra con ansiedad, depresión o abstinencia.

Incluso la persona más brillante y amable puede involucrarse en una relación que la consume. Las heridas pueden no ser visibles pero sabes que lo que está pasando no es saludable.. Aquí te dejamos algunos consejos para ayudarla a salir adelante. 

Mantén la boca cerrada

A menos que sepas que la relación es un verdadero peligro para ella u otras personas a su alrededor, debes mantener la boca cerrada porque no escuchará si está cegada por esta relación. Esto puede parecer contradictorio pero al final, lo que opines será usado en tu contra. Trata de mantenerte al márgeny evitar confrontaciones que sólo harán que tu amiga se aleje de ti y caiga más en la otra persona.

No juzgues ni  critiques por estar en la relación.

Lo último que quieres hacer es agregar más leña al fuego. Aunque sea desfavorable, debes respetar su decisión  de tu amiga de estar con su pareja y que tiene el derecho de cometer sus propios errores. Nuestro primer instinto es proteger a las personas que nos importan y que pueden estar en peligro, pero es complicado cuando tu amigo no puede reconocer de inmediato que están entrando en un desastre. La parte más difícil de ayudar a alguien en una relación tóxica es que no puedes obligar a alguien a ver que es malo para ellos.

La perspectiva solo puede desarrollarse a partir de la comprensión, y la comprensión se forma a partir de la compasión. Será menos probable que tu amiga tome en cuenta tu perspectiva si está juzgando o criticando sus acciones.

Acércate a ella con suavidad sobre las preocupaciones que tienes por ella

Es importante que te acerques a tu amiga con delicadeza acerca de tus inquietudes porque no quieres asfixiarla ni enfadarla. Lo más probable es que, cuando actúas fuera de línea, piense que estás celosa de su relación, lo que puede terminar con su amistad. Solo ayudarás a su pareja a obtener más poder sobre tu amiga.

Cuando hables con tu amiga, elige un ambiente tranquilo y cómodo. Pídele que vayan a caminar o algo relajado antes de adentrarte en la conversación. Cuanto más natural se sienta entre ustedes dos, más fácil será abordarla. Plantea el tema con el corazón y la comprensión suficientes para que no se sienta acorralada.

Sé un apoyo

Cuando tu amiga necesite hablar con alguien acerca de la relación, tienes que ser el oído que necesita y da tu opinión sólo si te la pide. Se necesita de mucho coraje para pedirle ayuda a alguien, así que no hagas sentir que estás atacándola. No importa cuánto quieras darle un golpe de realidad a tu amiga y decirle que salga de ahí, debes dejar que aprenda y lo haga en su propio tiempo, ya que solo pondrás una tensión en tu relación si tratas de clavar tu cuchara.

Cuéntale sobre tus experiencias pasadas en relaciones poco saludables.

La gente quiere historias reales porque les da algo con lo que identificarse y relacionarse. Si has estado en una relación poco saludable antes, hazle saber por qué no funcionó y por qué tuvo que terminar. Las experiencias son más fáciles de entender en retrospectiva. Hazle saber que estabas exactamente donde está ella ahora, que las señales no siempre fueron obvias y que llegaste a justificar ese comportamiento manipulador y abusivo de tu ex. Las malas relaciones son inevitables y terminan convirtiéndose en experiencias que te dan sabiduría en la vida. Compartir lo aprendido ayudará a otros a entender lo que pasa.

Te recomendamos en video