El poder curativo de los gatos

Los gatos son considerados seres mágicos y espirituales capaces de curar tus males

Desde tiempos remotos, las civilizaciones de todo el mundo han considerado a los gatos como criaturas místicas y espirituales con poderes especiales. Estos también aparecen en muchas religiones, como figuras angelicales y diabólicas pero es interesante cómo todos reafirman su majestuosidad.

Los gastos son animales que se rigen por sus instintos, ya que no buscan complacer a nadie, ni siquiera a los humanos que viven a su lado. No eres "dueño" o "amo" de un gato puesto a que estos pequeños felinos sí son mascotas, pero nunca responderán a tus órdenes o caprichos, aún cuando te tengan devoción o cariño.

Si bien los gatos son conocidos por ser increíblemente independientes y autocurativos, muchas veces sus habilidades curativas también pueden tener un efecto positivo en los humanos. Poseen una alta capacidad sensorial para percibir el entorno, lo cual se transforma en un vínculo entre el mundo material y el espiritual.

Echa un vistazo a estos hallazgos sobre los poderes curativos de los gatos:

Ronroneo poderoso

Durante siglos, los curanderos han usado gatos en su trabajo y es que se cree que ciertas frecuencias o tonos de sonido pueden tener diferentes efectos curativos en el cuerpo. Estas son algunas de las formas en que los ronroneos pueden ayudar a los humanos con problemas de salud:

El ronroneo libera endorfinas en los gatos, y puede hacer lo mismo en los humanos. Las hormonas del estrés reducidas son útiles para curarse, disminuir la presión arterial y también para ayudar a las personas a sobrellevar una enfermedad.

Se ha demostrado que el ronroneo del gato cae entre 25 y 140 Hz. Se ha demostrado que la misma frecuencia ayuda a curar huesos rotos, reparar articulaciones y tendones y curar heridas. Los gatos son bien conocidos por su capacidad para curarse rápidamente de sus propios huesos rotos, y los incidentes de problemas en las articulaciones y el cáncer de huesos en los gatos son bajos. Es posible que los ronroneos de los gatos también puedan ayudar a los humanos a sanar más rápido.

El ronroneo de los gatos  los ayuda a respirar más fácilmente y sorprendentemente puede ayudar a una persona con problemas respiratorios el estar cerca de un minino que emita este sonido. Hay muchas historias de personas con migrañas cuyos dolores de cabeza se alivian o extinguen cuando ponen su cabeza cerca de los gatos que ronronean.

Las poderosas vibraciones de este sonido que emiten los felinos tienen la fuerza para ayudar a curar el daño de los tejidos blandos, como las lesiones de los músculos, ligamentos y tendones.

Médicos felinos

Se ha demostrado que las personas mayores que poseen un gato tienen una vida más larga que aquellos que no. Estos "médicos" peludos tienen un sexto sentido para detectar cuando alguien se siente mal por lo que se acercarán como muestra de apoyo para hacerte sentir bien. Ser propietario de un gato también se dice que incluso mejora tu sistema inmune.

La compañía de un gato puede aportar alegría a tu vida. Para las personas solteras, viudas o que viven solas, los gatos son perfectos para que no sientan un vacío emocional. A su vez, ser dueño de un gato también puede resaltar nuestro lado amable y afectuoso. No por nada Budha recurría a ellos para que lo acompañaran en sus meditaciones.

 

Te recomendamos en video