Conoce los tres mecanismos que usa tu cuerpo para impedirte bajar de peso

Bajar de peso para algunas mujeres es algo sumamente sencillo.

Una menor ingesta de calorías no siempre se traduce en una pérdida de peso: hay otros factores que influyen.

Bajar de peso para algunas mujeres es algo sumamente sencillo, pero para otras es una tarea titánica y difícil de lograr. La respuesta a este problema lo tiene el mismo cuerpo humano. ¿Cómo? Tiene una serie de mecanismos que a veces se activan para hacer más difícil la meta de bajar de peso.

Y es que la tendencia natural de nuestro cuerpo es quedarse con el peso que tiene, explica el científico Darío Pescador. Según el experto este fenómeno se denomina “homeostasis” y es un proceso controlado por el hipotálamo, el centro de control del sistema endocrino del cerebro.

Te presentamos algunos de los factores que hacen tan difícil perder peso en las mujeres, a pesar de seguir una dieta:

Eficiencia energética

Nuestro cuerpo reduce el gasto calórico cuando ve que le aportamos menos energía. Es decir, cuanto menos comemos, más nos cuesta quemar calorías. Cuando esto sucede, la pérdida de grasa resulta tremendamente complicada y, por ende, bajar de peso.

Hormonas

Hormonas como la leptina, que se encuentran en las células grasas del cuerpo, se reducen cuando nos ponemos a dieta. Un nivel bajo de leptinas en nuestro cuerpo es interpretado por el hipotálamo como inanición, así que este comienza a mandarle señales a nuestro cuerpo de que debe comer más.

La memoria del cuerpo

Nuestro cuerpo también tiene memoria y esto hace bastante difícil la misión de adelgazar. Cuando estas a dieta las hormonas le siguen diciendo al cerebro que tienen hambre. Y cuando dejas de comer menos y retomas tu ritmo viene el temido “efecto rebote”.

Igualmente, hay además otros factores como los genes, el tipo de comida o incluso ambientales que pueden influir en la facilidad que tenemos de adelgazar, engordar o mantenernos en nuestro peso.

Te recomendamos en video