¿Por qué cuesta más trabajo adelgazar conforme pasan los años?

Adelgazar se vuelve cada vez más complicado conforme envejeces

¿Recuerdas cuando comías chocolates y galletas sin el mayor remordimiento? Hoy, lo piensas dos veces pues sabes que todo se quedará literalmente en tus caderas en forma de grasa. El tiempo no pasa en vano y el cuerpo responde de forma diferente conforme envejeces por eso, adelgazar se convierte en una tarea más y más complicada. Y no es que tengas que dejar de darte gustos, simplemente, el organismo cambia.

De acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, es más difícil para los hombres y las mujeres bajar de peso a medida que pasan de la edad adulta al medio. La investigación sugiere que a partir de los 30 años, pierdes masa muscular cada década. Esa masa muscular es reemplazada por grasa.

Esto sucede incluso si haces ejercicio con regularidad, ya sea entrenar en el gimnasio, correr, nadar o jugar en un partido de baloncesto, softball o voleibol. Como los músculos consumen más calorías que la grasa, menos masa muscular y más grasa retrasan su metabolismo, lo que significa que necesitas menos calorías. A medida que envejecemos, perdemos masa muscular.

Las mujeres y los hombres enfrentan otros desafíos biológicos para perder peso. Debido a las hormonas cambiantes y la pérdida de estrógeno, las mujeres generalmente aumentan 8 kilos en la época de la menopausia, según expertos del Mercy Medical Center en Baltimore, Estados Unidos. Las mujeres que pasan por la menopausia tienden a aumentar de peso alrededor de su abdomen. Mientras que los hombres que atraviesan la mediana edad enfrentan un problema diferente: la pérdida de testosterona, que puede causar la disminución de la masa muscular.

Además de los problemas biológicos, los cambios en el estilo de vida pueden ser un factor que haga que algunas personas aumenten de peso en sus 30 y 40 años. Muchas personas se convierten en padres durante esa fase de su vida y son menos activas físicamente debido a las responsabilidades familiares. Las demandas profesionales también pueden hacer que muchas personas se vuelvan más sedentarias de lo que eran cuando eran adultos jóvenes.

Te recomendamos en video