¿Amor en decadencia? Cada vez hay más divorcios y menos matrimonios en México

¿Será que en México ya no se cree en el matrimonio?

En los últimos años, el divorcio se ha convertido cada vez más en un recurso entre las parejas cuya convivencia se ve desgastada y que no ven solución en su matrimonio. No está claro si al final del día, la separación por vías legales funciona para recuperar la estabilidad emocional de cada uno pero es un hecho que al final del día puede significar una pérdida de patrimonio para las partes involucradas, además de posibles problemas psicológicos derivados de ésta.

Sorprendentemente, en México, la cantidad de divorcios tuvo un aumento del 48.3%, mientras que el número de matrimonios disminuyó en un 10%. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2012, el número de matrimonios registrados fue de 584 mil, el nivel más alto del que se tenga registro, mientras que en 2017 descendió a 526 mil.

Esto podría deberse a que cada vez más parejas deciden vivir en unión libre, de modo que no se involucran cuestiones legales.

Entre las causas de divorcio están: voluntario unilateral(54.5%); por mutuo consentimiento (36.3%) y separación por dos años o más (3.4%).

Datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) afirman que en México, cada 28 parejas de 100 terminan divorciándose. Además, de los 528 mil 678 matrimonios registrados en 2017, 526 mil 8 fueron uniones entre hombre y mujeres, equivalente al 99.5%, mientras que 2 mil 670, equivalentes a 0.5% fueron uniones entre personas del mismo sexo.

Mientras tanto, en 2017 se registraron 147 mil 581 separaciones, de las cuales, 147 mil 368 fueron de parejas de diferente sexo y 213 por personas de la comunidad LGBTTTIQA

¿Cuánto cuesta un divorcio en la CDMX?

En promedio, debe considerarse entre 5 y 30 mil pesos, dependiendo del despacho y abogado contratado. Sin embargo, una separación legal, divorcio o disolución del matrimonio representa otros costos además del dinero, como lo es el desgaste emocional y el tiempo que toma el proceso. Y claro, las cosas se pueden complicar si antes no hubo un acuerdo pre matrimonial.  Además, la Suprema Corte de Justicia de la Nación establece que el cónyuge que se dedica al hogar puede demandar una indemnización de hasta 50% del valor de las propiedades que el cónyuge que está fuera del hogar hubiera adquirido durante el matrimonio, esto sin importar si se está casado por separación de bienes,

Una tendencia global

Las Naciones Unidas reunieron datos de aproximadamente 100 países, mostrando cómo las tasas de matrimonio cambiaron de 1970 a 2005. Las tasas de matrimonio se redujeron considerablemente.

En Australia, por ejemplo, la tasa de matrimonios de se redujo de 9,3 matrimonios por cada 1.000 personas en 1970 a 5,6 en 2005. En Egipto disminuyó de 9,3 a 7,2. En Polonia, cayó de 8,6 a 6,5. Entre los países que experimentaron una reducción, la tasa promedio se redujo de 8.2 matrimonios por cada 1,000 a solo 5.2, que es una tasa aún más baja que la que está experimentando los Estados Unidos.

Algunos culpan a la ampliación de la desigualdad de ingresos y riqueza entre género. Otros señalan la caída de la adhesión religiosa o mencionan el aumento de la educación y los ingresos de las mujeres, lo que hace que las mujeres elijan a quién casarse. Otros se centran en el aumento de la deuda estudiantil y el aumento de los costos de vivienda, lo que obliga a las personas a posponer el matrimonio. Finalmente, algunos creen que el matrimonio es simplemente una tradición antigua y obsoleta que ya no es necesaria.