Conexión de pareja: aprende a utilizar la astrología para crear relaciones sanas y transparentes

Muchas veces no logramos entender por qué no encajamos con él o ella, qué nos quiere enseñar, con quién nos sentiríamos plenas. Como explica Pablo Flores, autor del libro Sanando Las Relaciones de Pareja, guía astrológica y de sanación personal, la astrología se utiliza como herramienta de diagnóstico.

Sí, la astrología se usa como una herramienta de diagnóstico, ya que nos muestra la representación gráfica de la posición de los planetas en el momento del nacimiento, permitiendo conocer aspectos claves de nuestra personalidad. Por lo mismo, conviene entender la carta astral y, de esa forma, establecer vínculos más sanos, honestos y felices con tu pareja y el entorno.

Aclaremos que el foco está en uno mismo, como individuo, no en la otra persona. Para conocer tu carta astral, visita a un astrólogo o, para conseguirla gratis, ingresa a www.astro.com y comienza el autodescubrimiento.

  1. Ver compatibilidad por el signo solar –tu signo del Zodiaco- no tiene mucho efecto, porque no se relaciona con el amor. Más bien, la posición de Venus y la Luna, en nuestra carta astral, indican qué es el amor de pareja para cada uno. “En el libro hablo del signo lunar, porque éste nos habla sobre qué necesitan las personas en sus relaciones. Si alguien tiene la Luna en Aries, requiere libertad, que le den espacio, competir, actuar. La Luna en Aries va a querer manejar a la pareja, y será poco empático”. Por último, explica que una persona con la Luna en un signo de fuego se lleva bien con una pareja que tenga la Luna en un signo de fuego o la Luna en un signo de aire; la Luna en Aire, con la Luna en aire y Luna en fuego; la Luna en tierra, con la Luna en tierra y Luna en aire; y la Luna agua, con la Luna en tierra y Luna en agua.
  2. Para sentirse plena, conviene sintonizar con tu Venus. ¿Cómo? Cuando no prestamos atención a Venus en la carta, sentimos que no valemos y que tampoco valemos para la otra persona. “Como tú no te valoras, no llega alguien que te valora. Por ejemplo, si tienen Venus en Sagitario, u otro signo de fuego, y no haces actividad física, si no sientes adrenalina, si no sientes el viento al correr, o andar en bicicleta, tu Afrodita está siendo negada. Si se mueven, se produce un aumento de energía impresionante y de autoestima”. Otro ejemplo: si una mujer tiene la Venus en Aries y no es una guerrera que compite, que pelea, no está conectando con su lado femenino.
  3. ¿Quieres conocer a alguien con quien tengas una compatibilidad completa? Es poco probable, al menos, en un principio. Generalmente, van a llegar personas incompatibles contigo. “Si no quiero conectarme con las emociones, quizás me queje de que sólo me llegan parejas emocionales y no estoy entendiendo que, con esas parejas, la vida me está atrayendo personas para integrar ciertas realidades de mí mismo”.
  4. Las parejas más complejas llegan cuando menos me conozco a mí mismo. Cuando iluminas eso se comienzan a producir cambios. “Si yo entiendo que tú necesitas que te hable, que te escriba, cambia todo. A modo de ejemplo, un Sagitario quiere vivir el romance, salir a la naturaleza, hacer deporte, estudiar algo que inspire a ambos. Si tengo Venus en Capricornio, quiero trabajar por un objetivo, hacer cosas para que el otro se sienta feliz”.
  5. ¿Qué pasa si nos encontramos con parejas violentas? Generalmente, se habla de árboles familiares donde existían abusos, resentimiento, violencia, y las parejas van a encarnar esa energía negativa. “Si niego esa violencia y digo que esa violencia no se manifiesta en mí, eso se va a proyectar y ahí está la trampa”.
  6. Conviene saber la energía de cada uno para conocerse y comprender cómo interactuamos con el mundo. Existen ciertas tendencias importantes en cada persona. Pablo Flores explica que los niños con Neptuno muy fuerte, neptunianos, necesitan vivir una utopía, vivir en un lugar donde sólo hay amor, sólo compasión, sólo felicidad. Pero eso no es posible aquí en la Tierra, porque la Tierra es dual. “El niño que tiene esa energía, cuando encarna, se angustia porque siente todas las emociones desagradables. Así, el niño neptuniano añora que su pareja le dé ese amor mágico, perfecto. ¿Qué pasa con un neptuniano en el amor? Se desilusiona constantemente. No le gusta la realidad”.
  7. ¿No encuentras pareja? Hay diferentes factores, pero uno muy importante: “En la década de los 70, Plutón, que habla de conflictos y apegos, estuvo en Libra, y en los 80 pasó a Escorpio. Para todos los que nacieron entre el 70 y el 94, su desafío es vincularse equilibradamente con otro. Existe demasiada necesidad de tener control y poder. Cuando uno está en ese juego, uno es víctima o victimario. No sabemos compartir, porque le echamos los problemas al otro. Para empezar, es importante dejar de culpar al otro y mirarse uno mismo”.

Te recomendamos: