7 señales que indican que tú y tu pareja se conocieron en su vida pasada

La atracción entre algunas parejas no es coincidencia

Gracias a las películas de Hollywood y series Netflix es común que nos imaginemos un amor tan intenso que perdura por la eternidad. No importa qué tan escéptica seas, una parte de ti siempre creerá en los "felices por siempre". De hecho, seguro no eres ajena al término "almas gemelas", en la que una pareja está destinada ser por azares del destino.

Pero, ¿es realmente así de simple? En realidad va más allá de "encontrar tu otra mitad" ya que es una conexión inexplicable. Piénsalo, ¿alguna vez has sentido una abrumadora sensación de familiaridad y alegría de estar frente a alguien que acabas de conocer o con quien ya tienes una relación? Cuando tienes pareja, es de esperarse que exista una conexión única pero a veces, ésta es más fuerte que en otros casos, lo que indicaría que quizá estás frente a un compañero de una vida pasada.

La mayoría de las veces, conocer a alguien de una vida pasada, especialmente un alma gemela, significa que tienes una misión importante que cumplir con ellos durante tu tiempo aquí en la Tierra. Aquí hay algunas señales que pueden indicar que estás frente a tu amor del pasado.

1. Estar juntos se siente muy familiar y hogareño 

Se entienden completamente. Sienten que pueden ser ustedes mismo alrededor del otro y no se juzgarán. Te abrazan y aceptan incondicionalmente. Te sientes totalmente reconfortada y completa mirándolo a los ojos y este se tiente igual contigo, como si conociera tu alma hasta la médula.

2. Tus emociones enloquecen cuando están frente al otro

La persona que conoces hace estallar una serie de emociones dentro de ti inexplicables. No puedes ubicarlo exactamente, pero algo sobre el encuentro se siente increíblemente poderoso y que cambió tu vida. Sientes que no los has visto en años, y de repente te has cruzado de manera sorprendente. Sabes que nunca quieres dejar ir a esta persona cuando la vuelvas a ver.

3. Comparten memorias del pasado juntos 

No sabes cómo ni por qué, pero ambos comparten recuerdos de vidas pasadas juntos. Tal vez recuerde vivir en el mismo lugar, tener la misma ocupación o cruzar caminos en un país extranjero. Simplemente sabes y recuerdas intuitivamente estas cosas, y los recuerdos se han transmitido a todas las vidas que han compartido con esta persona.

4. Pierdes la noción del tiempo cuando estás con esa persona

De alguna manera, te olvidas de la realidad que los rodea: el tiempo no significa nada cuando los tienes a tu lado. Al reunirte con esa persona nuevamente, pueden pasar cinco horas y siguen con ganas de contarse más y más. Se sienten tan en sintonía que fácilmente pierden la noción del tiempo, el espacio y toda la realidad.

5. Se sienten conectados, incluso cuando están en diferentes lugares

Incluso durante tu tiempo aparte, sientes que tienes una fuerte conexión con esta persona. Es posible que hayas pensado en ellos antes, o los hayas visto en un sueño. Sabes exactamente cómo se veían sin haberte conocido antes en esta vida, y sabías que algún día te cruzarías con ellos. El destino decidió que ustedes dos se reunirían de nuevo, y escucharon la llamada mucho antes de que ustedes y su alma gemela se conocieran.

6. Pueden comunicarse telepáticamente

Puedes recordar los mensajes que le enviaron antes de volver a conectarse; esto explicará por qué tienes una conexión tan fuerte con ellos. Sus corazones y almas se han entrelazado debido a su relación cósmica. Han viajado a muchos lugares juntos, algunos en esta galaxia y otros muy lejos. Sin embargo, no importa a dónde vayas, puedes escucharte y saber exactamente lo que estás pensando.  Terminan las oraciones del otro con demasiada frecuencia.

7. Tienen una conexión espiritual profunda

Tu conexión con esta persona va mucho más allá de la superficie; mientras que ustedes dos tienen una fuerte conexión física, también comparten los mismos puntos de vista espiritual, emocional y mentalmente. Ustedes dos se equilibran, y se sienten totalmente cómodos expresándose en todos los aspectos y ámbitos. Usted se conecta en un nivel muy profundo y simplemente se “consigue” uno al otro. Puedes hablar durante horas, o no hablar en absoluto, pero aún así nos entendemos. Solo sentándote a su lado, sientes este vínculo inquebrantable.

 

Te recomendamos en video