Aceite de oliva y masajes con hielo ayudan a tonificar los senos naturalmente

Si quieres mejorar el aspecto de tus senos aplica estos tips.

Si tus pechos no te agradan porque consideras que están caídos, tienes a la mano una serie de remedios caseros que pueden ayudarte a mejorar el aspecto de tus senos.

Aunque la flacidez de los senos es un proceso natural que va aumentando con el pasar del tiempo porque los pechos van perdiendo su elasticidad y flexibilidad natural puedes ayudarte con sencillos tips que te ayudarán a frenar esta situación.

Debes comenzar por respetar ciertos lineamientos generales:

Conservar un peso adecuado.

Toma abundante agua.

Tener hábitos nutricionales y alimenticios saludables.

Hacer ejercicio.

Hacer masajes en las mamas con aceites especiales como el de granada.

Estos son los remedios naturales que más te pueden ayudar:

Ejercicios focalizados:

Flexiones de brazos

Este es uno de los más recomendados para reafirmar los pechos, lo único que debes hacer son flexiones de brazos para fortalecer los músculos pectorales que se encuentran debajo del busto. Este es un ejercicio que contribuye mucho a dar forma al pecho, así como también reducir el depósito de grasa cuando abunda alrededor de las mamas.

Juntar las palmas

Junta las palmas frente a sí, al nivel del busto y con los codos equidistantes apuntando hacia los costados. Presiona una palma contra la otra y las sueltas. Haz este simple ejercicio con varias series, cada una con un mínimo de 20 a 25 repeticiones, y verás grandes resultados.

Máscara mamaria con productos naturales:

Este es un remedio casero muy eficaz y sencillo:

Una cucharada de yogurt natural.

Una cucharada de aceite rico en vitamina E

Un huevo

Debes colocar estos ingredientes en un recipiente y revolver hasta formar una mezcla homogénea. Luego, aplicarla en los pechos y frotar suavemente. Finalmente, deja actuar por media hora y enjuagar con agua fría.

Masaje con aceite especial

Esta técnica consiste en masajear los pechos dos o tres veces a la semana aplicando aceite de oliva, coco, uva y otros muy aconsejables como algún aceite esencial de menta verde, zanahoria, ciprés, hierva del limón o de semillas.

Masaje con hielo

El frío ayuda a tonificar la piel y los pechos, por lo que se recomienda hacerse masajes con cubitos pequeños de hielo envueltos en una toalla o tela y recorrer el pecho aplicándolo con movimientos lentos y circulares. Debes hacer esto hasta que los cubitos se derritan. Vas a notar cómo tus senos se tonifican casi de inmediato.

 

Te recomendamos en video: