Tres temores sexuales que aterran a los hombres y tú no sabías

Aunque son pocos los hombres que reconocen sus miedos en la cama, sí sufren de temores que se pueden resolver.

Quizás no los veas caminando de un lado a otro, o comiéndose las uñas… Pero hay cosas que sí los pone nerviosos hasta el punto de sentir temor. Tres temores sexuales que aterran a los hombres y tú no sabías.

Ella… ¿Lo estará disfrutando?

Una de los grandes enigmas mentales que los hombres tienen es saber si han cubierto con las expectativas.

Es natural y lógico que un hombre quiera darle placer a su pareja de la misma manera que él lo está recibiendo. Pero no lo expresa de manera directa. El lenguaje no verbalizado a través de gestos es el que dirá sí eso está pasando por su mente.

No dejes nada a la imaginación, siempre es recomendado mantener una sana comunicación. Hablar con tu pareja de las cosas que te gustan, de las zonas por donde tocas, hará un buen clima de confianza.

Así habrá mayor beneficios para ambos y cada quien libremente se ocupara de su propio placer.

El tamaño del pene. Temores sexuales que aterran a los hombres

Es un tema milenario. Hombres haciendo de todos para hacer crecer sus penes, y en sus cabezas ideando la forma de tener algo más grande, aun estando bien dotados siempre quiere más.

Tres temores sexuales que aterran a los hombres y tú no sabías

Muchos de ellos piensan que mientras más grandes sean, mejor será el encuentro sexual, cosa que no es cierta¸ el tamaño no importa.

TE PUEDE INTERESAR: La falta de sexo te hace menos inteligente y más agresivo, estudio

La vagina es complaciente y se adaptará fácilmente a la forma y tamaño de su perpetuador, lo que realmente garantizará el buen sexo es el nivel de excitación que tenga la pareja. Es decir, todo lo que sean capaz de hacer antes de la penetración.

Fantasías que quieren cumplir

Los sueños eróticos en el ser humano son normales y frecuentes. Es un estímulo efectivo de origen psicológico que enriquece la vida en pareja, aunque de primer plano está mal visto.

Hablar abiertamente con tu pareja de las fantasías no está mal. Por el contrario, fortalecerás aún más los lazos que los unen,  quizás saques de él el Christian Grey que tiene dentro.

Te recomendamos en video: