Nutriólogos revelan seis desayunos perfectos para perder peso

Para bajar de peso, el desayuno debería incluir de 10 a 15 gramos de grasas, 25 de fibra y entre 13 y 20 gramos de proteína.

Dejar de desayunar en un error gravísimo si usas esa técnica y si deseas perder de peso. Comer temprano no engorda como muchos piensan. A primera hora, comer bien facilita que el metabolismo queme las calorías más rápidamente el resto del día. Además, la glucosa por la mañana nos ayuda a estar despiertos y concentrados.

Stephanie Clarke y Willow Jarosh, nutricionistas conocidos por su empresa C&J Nutrition en Maryland, recomiendan que consumir de 300 a 400 calorías por la mañana es lo ideal si deseas mantener tu peso, incluso si no es tu costumbre desayunar fuerte.

En cuanto al azúcar, la de mejor calidad está en la fruta. Clarke y Jarosh recomiendan añadir como máximo seis gramos: una cucharadita rasa.

Para bajar de peso, el desayuno debería incluir según estos dos profesionales de 10 a 15 gramos de grasas, 25 de fibra y entre 13 y 20 gramos de proteína. Hay varios estudios que apuntan a que los alimentos altos en proteínas deben ser importantes en toda dieta que ayude a bajar de peso y mantenerlo.

Te presentamos algunos desayunos perfectos para adelgazar:

– Avena con arándanos y frutos secos (328 calorías).

– Usa cereales de los que se compran al natural y dales consistencia y suavidad con mitad de agua y mitad de leche de soja.

– Un puñado de nueces o almendras, por ejemplo, vendrán estupendamente como complemento. Si necesitas más dulzor, prueba con un poco de sirope de arce.

– Rollitos mexicanos con huevo revuelto (345 calorías). Bate un huevo, ponlo en la sartén y mientras se hace prepara un par de cucharadas de judías pintas, 50 gramos de tomate en rodajas y un poco de cebolla. Enróllalo todo en hojas de espinaca y por último en una tortilla mexicana de trigo.

– Batido de zanahoria dulce y huevo duro (368 calorías). Si quieres darte un homenaje más elaborado, este desayuno es perfecto y te quitará el capricho de tomar un postre pesado.

– Necesitas un par de zanahorias medianas, medio plátano congelado, 450 gramos de espinacas, 240 ml de leche de soja o de almendra (sin azúcar), polvos para batido de proteínas vegetales, una cuchara de pasas y, para completar con más sabor, canela, nuez moscada y clavo.

 

Te recomendamos en video: