¿Sexo en el agua? Especialistas opinan sobre esta placentera práctica

La efectividad de los anticonceptivos y el riesgo de enfermedades son dos puntos en tela de juicio.

Las innovaciones entre pareja hacen la vida sexual más interesante y provocativa. Por tal motivo, existen métodos, escenarios y posiciones para que el placer se incremente. Y una de las experiencias más exóticas es el sexo en el agua.

Sin embargo, cada decisión tiene sus ventadas y desventajas. Y antes de ponerlo en práctica, un grupo de expertos emitió su opinión para los hombres y mujeres.

Según los especialistas, lo primero que deben saber las parejas es que el sexo en el agua merma la efectividad de los anticonceptivos. Es decir, el riesgo de un embarazo se eleva. El mayor método que presenta problemas es el preservativo, ya que el látex crea vulnerabilidad y podría romperse. Por el lado femenino sí no hay problema. El Dispositivo Intrauterino (DIU) o la píldora anticonceptiva no presentan complicaciones, reseñó Efesalud.

Otro punto del sexo en el agua es la lubricación de la vagina, el cual puede cortarse. Esto ocurre debido a que el flujo femenino que nace de la excitación desaparece en el agua. Es decir, pese a que estamos en un medio líquido, sucede lo contrario: seca.

¿Y qué pasa con las enfermedades de transmisión sexual?

¡Aumentan! Sí, de acuerdo a los expertos, el riesgo de contraer ETS se eleva. Recordemos que el medio acuático incentiva la proliferación de gérmenes. Y por si fuese poco, el agua ya podría estar contaminada. Sin embargo, la probabilidad de sufrir infecciones dependerá también del método anticonceptivo que la pareja practique durante el sexo en el agua.

La pregunta de oro: ¿Por qué el agua? El estudio asocia el escenario a las mentalidades eróticas. En busca de mayor placer en sus encuentros sexuales, las personas sueñan con cascadas y piscinas, lugares que además de ser atractivos, son atrevidos.

Te recomendamos en video