Sonreír mientras haces ejercicio hará que bajes de peso más rápido, aseguran expertos

Haz que tu ejercicio sea más efectivo con tu sonrisa

Seguro has escuchado que sonreír tiene grandes beneficios para tu salud mental e imagen física pero es más poderoso de lo que crees. Investigaciones recientes están explorando no solo cómo la sonrisa afecta a su cuerpo, sino también cómo puede beneficiarte a la hora de hacer ejercicio.

Por lo general, en los videos de ejercicios en casa aparecen sujetos súper fitness muy sonrientes, frente a la cámaray te imaginas lo ridícula que te verías haciendo lo mismo, ¿verdad? Pero si alguna vez lo has intentado durante un entrenamiento desafiante, con el sudor nublando tu visión y tus músculos pidiendo clemencia, probablemente te has dicho a ti misma: "solo sonríe y aguanta" para llegar al final.

A pesar de parecer un cliché, resulta que, puede que hayas encontrado la solución a esa pérdida de peso que estás buscando. Según un nuevo estudio publicado en la revista Psychology of Sport and Exercise, hay un efecto psicológico real en sonreír mientras haces tu rutina en el gimnasio, o incluso cuando estás compitiendo en un deporte.

ejercicio

Ya hay evidencia que sugiere que la sonrisa puede engañar a tu cerebro haciéndole creer que eres feliz, lo que desencadena la liberación de hormonas que te hacen sentir bien. La dopamina y la serotonina pueden mejorar tu estado de ánimo y por ende, tener un mejor desempeño durante los entrenamientos.

Investigadores en la Universidad de Ulster, en Irlanda del Norte y en la Universidad de Swansea, en Gales, analizaron a 24 personas, hombres y mujeres, corredores recreativos con experiencia. Los investigadores les pidieron que completaran cuatro carreras de seis minutos en una caminadora. Para la primera carrera, se les pidió que sonrieran genuinamente todo el tiempo. Para el segundo, se les ordenó fruncir el ceño durante los seis minutos completos. El tercer enfoque requería que los corredores simplemente relajaran sus cuerpos superiores, y el enfoque final hizo que los corredores siguieran sus propias técnicas normales de uso que les gusta usar cuando corren (ese último enfoque sirvió como la parte controlada del experimento) . Aunque los resultados fueron variados, los corredores mostraron mejor rendimiento y más aguante cuando sonrieron.

Pero claro, también hay algunos problemas con estos hallazgos. Cuando las expresiones sonrientes de los participantes son "antinaturales" y forzadas, menos músculos faciales están activos (a diferencia de las sonrisas genuinas), lo cual provoca mayor tensión y menos relajación en sus cuerpos, efecto contrario a lo que debería hacer el sonreír.

ejercicio

La conclusión es que si estás tratando de mejorar la calidad de tu entrenamiento, moldear tu cuerpo o bajar de peso, sé estratégica con tu sonrisa. Por ejemplo, intenta escuchar una grabación de tu comediante favorito cuando estés en el gimnasio, para asegurarte que te hará sonreír espontáneamente. También puedes poner una playlist con tus canciones favoritas para que te sientas feliz y sonrías en automático o hasta ir acompañada de tu mejor amiga o pareja para que te sientas relajada y te saque una sonrisa.  Si intentas forzarlo, probablemente te sentirás realmente incómoda y tensa a lo largo de tu entrenamiento.

Si logras sonreír tranquila y espontáneamente, no sólo te sentirás motivada durante tu rutina, también sentirás alivio contra el dolor y la incomodidad de una sesión llena de sudor.

Todo esto parece un truco extraño, pero algunos de los mejores atletas del mundo lo han usado. El maratonista campeón, Eliud Kipchoge, sonrió en las últimas millas de su maratón de dos horas y 25 segundos en mayo de 2017, el 26.2 más rápido de todos los tiempos. "Estaba sonriendo", le dijo a Wired, con la esperanza de relajarse y lidiar con el dolor.

Te recomendamos en video