Mira las bondades del cardo lechoso para la diabetes y las alergias

El cardo lechoso es una planta muy utilizada también para los trastornos hepáticos y otros problemas médicos.

El cardo lechoso es una planta cuyas semillas se utilizan para hacer medicamentos. Recibe su nombre debido a la savia lechosa que sale de las hojas cuando estas se rompen.

Su uso es múltiple para diferentes problemas médicos. La planta de cardo lechoso se utiliza a menudo para los trastornos hepáticos, incluyendo el daño hepático producido por sustancias químicas, por la intoxicación con el hongo venenoso amanita, por la ictericia, por la enfermedad inflamatoria crónica del hígado, y por la hepatitis crónica. Aunque, los investigadores aún no tienen la certeza científica que el cardo lechoso es eficaz para para tratar estos problemas médicos.

El uso del cardo lechoso también se emplea para la pérdida del apetito, para la acidez (dispepsia), y para problemas de la vesícula.

Algunas personas usan el cardo lechoso para tratar los problemas de diabetes, la resaca, las enfermedades del bazo, para el cáncer de la próstata, la malaria, la depresión, los problemas uterinos, para aumentar el flujo de leche materna, síntomas de alergia y para empezar el flujo menstrual.

Pero eso no es todo, las hojas y flores del cardo lechoso se comen como verduras en ensaladas y como un sustituto de la espinaca y las semillas se tuestan para usar como un sustituto del café.

La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales clasifica la eficacia del cardo lechoso de la siguiente manera:

Posiblemente Eficaz para:

Las alergias estacionales (rinitis alérgica)

Algunas investigaciones muestran que las personas que toman cardo lechoso con un antihistamínico convencional tienen reducción de síntomas en comparación con las personas que sólo utilizan un antihistamínico.

Diabetes

Investigaciones muestran que la ingesta de silimarina, un químico presente en el cardo lechoso, junto con un tratamiento convencional puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre, el colesterol total, el colesterol de lipoproteína (LDL o “malo”) de baja densidad y los triglicéridos en personas con diabetes.

Te recomendamos en video: