Así es como el estrés está saboteando tu metabolismo y evitando que bajes de peso

Tu metabolismo podría estar siendo afectado por el estrés

No importa cuánto lo intentemos, no podemos evitar completamente el estrés. Está en todas partes, afectanto nuestra mente y cuerpo. Lo que pocos saben, son las repercusiones que este tiene en el metabolismo, lo cual también sabotea nuestras intenciones de bajar de peso.

Y es que si te dejas llevar por esos lapsus de estrés, puede terminar afectando todo tu organismo. El estrés puede llevarte a no tener un descanso nocturno de calidad hasta el  aumento de la grasa en la región del abdomen, comúnmente conocida como grasa abdominal.

Sin embargo, la forma en la que afecta tu metabolismo es prácticamente invisible.

El metabolismo es un término que describe todas las reacciones químicas en su cuerpo. Estas reacciones químicas mantienen su cuerpo vivo y en funcionamiento.. Esto es un proceso complejo que se relaciona con la capacidad de tu cuerpo para producir energía a partir de la grasa, el azúcar y las proteínas y cómo almacena energía.

El cortisol es la hormona del estrés, que básicamente lleva a las personas a comer más, a dormir menos y puede afectar la resistencia a la insulina. Probablemente sea la hormona más importante en ese sentido porque la insulina le dice al cuerpo que almacene y construya en lugar de quemar. Si te vuelves muy resistente a la insulina (las células en tus músculos, grasa e hígado no responden bien a la glucosa en tu sangre), puedes tener muchas repercusiones metabólicas.

Esto puede afectar la capacidad de tu cuerpo para oxidar la grasa y oxidar el azúcar. Cuando desarrolla resistencia a la insulina, es un estado de desastre metabólico porque significa que tu cuerpo no se está comunicando bien. Aunque en cada persona se manifiesta de manera diferente, al final, termninas almacenando mucho más grasa de la que necesitas.

En un cuerpo sano, las personas pueden hacer una excelente adaptación en el uso de combustible a lo que esté disponible. Un cuerpo sano puede ajustar el uso de la energía en función de lo que está disponible. Una persona sana puede comer una dieta alta en grasa y, como resultado, su cuerpo quemará más grasa. Si la misma persona consumiera una dieta alta en azúcar, su cuerpo aún podría usar el azúcar de manera eficiente. Por el contrario, las personas que se vuelven resistentes a la insulina y tienen sobrepeso pierden la capacidad de ser flexibles cuando se trata de quemar fuentes de combustible y, como resultado, su cuerpo terminará almacenando más.

Ahora que sabe cómo el estrés puede afectar su metabolismo, es posible que se esté preguntando cómo puede manejar sus factores estresantes y mejorar su metabolismo. Debido a que cada persona es diferente, tendrás que encontrar lo que funcione mejor para ti; aquí es donde empezar.

Entre las estrategias generales para combatir el estrés y evitar afectar tu metabolismo, están las técnicas de respiración profunda, escuchar música (específicamente música clásica), tomar un baño caliente, leer, practicar yoga, meditar y hacer ejercicio. Es importante hacer cambios en el estilo de vida, como dormir más, comer una dieta equilibrada y conectarse con otros también puede ayudar.

También puedes aumentar su metabolismo aumentando su ingesta de proteínas y grasas porque su cuerpo tiene que trabajar más para procesar estos macronutrientes. También debes reducir tu consumo de azúcar, ya que tu cuerpo no se esfuerza por procesarlo y esas calorías se almacenarán como grasa si no está muy activo. Se ha comprobado que el ejercicio, específicamente el entrenamiento de fuerza, estimula tu metabolismo porque estarás construyendo músculo, que es más activo metabólicamente (requiere más energía) que la grasa.

 

Te recomendamos en video