Si odias las dietas y quieres bajar de peso, este es el único cambio que debes hacer en tu vida

Bajar de peso no tiene que ser una lucha con la comida

Bajar de peso puede ser una pesadilla para muchas mujeres, especialmente para aquellas que toda la vida han sido señaladas por su manera de comer. Como mujeres, la sociedad nos envía constantes mensajes sobre hacer dietas o dejar de comer para eliminar la grasa del cuerpo y vernos perfectas.  Pero es hora de abandonar esa idea para siempre a cambio de un cambio de vida basado en alimentación intuitiva.

Y es que seguro has escuchado muchas veces que la clave para bajar de peso está en cerrar la boca. Esto es falso, ya que nadie tiene por qué pasar hambre cuando se trata de tener el peso ideal. por ello, la alimentación intuitiva se ha convertido en una filosofía que te enseña a comer, sin dejar de darte gustos y así estar en forma.

De acuerdo con Evelyn Tribole y Elyse Resch, pioneros de esta filosofía, se trata de una forma de comer que proporciona una cura contra la alimentación desordenada y así crear paz en la relación con la comida y el cuerpo. En pocas palabras, es encontrar el balance entre tu alimentación y tu mente para no tener atracones innecesarios o poco saludables de comida.

El objetivo es nutrir y respetar el  cuerpos, sin pensar en torno al peso. Y tiene sentido, después de todo dicen que en mente sana, cuerpo sano, así que ¿qué mejor manera de lucir radiante que comiendo de forma positiva?

Estos son algunos pasos que debes seguir:

-Deja de pensar en dieta, dieta, dieta

-Si tienes hambre, come. Evitar la comida fuerte, sólo te provocará ansiedad y que busques saciar el vacío con alimentos basura.

-La comida no es tu peor enemigo: Deja de asociar los alimentos con pensamientos negativos. Recuerda que entre más prohibido, más deseado se vuelve. Así que termina siendo un auto sabotaje.

-Conoce tus límites: Respetar tu cuerpo es básico. Sé consciente de tus hábitos, así podrás detectar cuando comes por necesidad y cuando es por ansiedad.

-Disfruta comer: No te castigues y no hagas de la hora de la comida una tortura.  Cocina tus propios alimentos y saboréalos. Busca sustitutos naturales para darle un sabor especial a lo que prepares. Ten un ritual de comida, adorna tu mesa y piensa en lo delicioso que es el momento. 

Al final, no se trata de comer todo porque sí y sabotear tu cuerpo. Esta filosofía tampoco te llevará a perder peso de forma extrema sino que te ayudará a mantener tu peso. Recuerda, cuerpo sano, ¡vida feliz!

 

Te recomendamos en video