Estudio reveló que la mitad de las personas que creer sufrir alergias a los alimentos, realmente no la padecen

Esto fue confirmado recientemente por un estudio realizado por la Universidad de Northwestern.

Están quienes no cuidan para nada su salud y otros que la cuidan demasiado. Tanto, que a veces pueden llegar a sentir alergias a cierto tipo de alimentos cuando en realidad no la tienen.

No es solo una suposición, esto fue confirmado recientemente por un estudio realizado por la Universidad de Northwestern, centrado únicamente las alergias a los alimentos: del 100% de las personas que dice sufrir alergias a los alimentos, solo la mitad la padece realmente.

Para llegar a esa conclusión, encuestaron a 40.443 adultos estadounidenses y les hicieron preguntas diseñadas “para descubrir cómo muchas personas en realidad tenían alergias a los alimentos en comparación con la cantidad de personas que pensaban que sí”, informó el portal Popular Science.

alergias

“El estudio encontró que solo la mitad de los adultos con síntomas de alergia alimentaria tenían un diagnóstico confirmado por el médico, y menos del 25 por ciento reportó una prescripción actual de epinefrina”, explicó la Universidad de Northwestern en su página web.

Esta confusión entre sufrir alergias y pensar que las sufres viene dada por la intolerancia a los alimentos, que no es lo mismo que sufrir alergias.

En el caso de la intolerancia a los alimentos, se produce cuando tu cuerpo no contiene ciertas enzimas necesarias para procesar los componentes de los que estás comiendo, llegando a provocar hinchazón y molestias en el aparato digestivo.

alergias

Pero una persona alérgica a un alimento simplemente no puede consumirlo porque pone en riesgo su vida, ya que la raíz del problema no está en el aparato digestivo sino en el sistema inmunológico, explicaron en Popular Science.

Síntomas de verdaderas alergias alimentarias

  • Urticaria
  • Hinchazón de labios y lengua
  • Dificultad para tragar
  • Dificultad para respirar
  • Vómito
  • Dolor de pecho
  • Ritmo cardiaco elevado
  • Desmayos o sensación de mareo
  • Presión arterial baja

Te recomendamos en video: