Las 7 poderosas razones por las que debes tomar jugo de tomate

Esta bebida ha sido comprobada por estudios científicos como una de las más efectivas para la salud.

Una de las bebidas más beneficiosas para la salud es el jugo de tomate. Según especialistas en nutrición, su consumo es una fuente de prevención de enfermedades, además de evitar el envejecimiento prematuro.

Pero eso no es todo, el portal Curas Naturales explica que posee poderosas propiedades para prever varios tipos de cáncer. El jugo de tomate aporta nutrientes para el organismo y posee licopeno, esencial con facultades anticancerígenas. Esta sustancia ha sido comprobada por estudios científicos.

Te presentamos 6 razones por las que debes tomar jugo de tomate

1. Mantiene tu piel rejuvenecida

Y volvemos a hablar del licopeno. Un potente antioxidante que previene el envejecimiento prematuro de la piel. Con esta bebida se combaten los radicales libres.

2. Reduce el colesterol

Protege el corazón reduciendo el colesterol malo. De acuerdo a los especialistas, lo ideal es tomar un vaso al día.

3. Fortalece el sistema inmunológico

Contiene vitamina C, un nutriente que favorece el sistema de prevención de enfermedades.

4. Cuida los huesos y la vista

Gracias a su contenido en vitamina A, el juego de tomate aporta beta-caroteno. Esto mantiene en buen estado nuestra vista, dientes y huesos.

5. Mantiene la salud de la masa muscular

Los músculos del organismo se benefician del juego de tomate, gracias al potasio. Esto promueve el desarrollo celular. Los expertos recomiendan que quienes se dediquen a actividades físicas diarias, deben ingerirlo frecuentemente.

6. Adiós a la resaca

Tiene un efecto calmante que alivia la resaca tras el consumo de alcohol. Además, elimina los malestares, uno de los beneficios que más llama la atención.

7. Combate la artritis

Los efectos de la vitamina C ayudan también a luchar contra la artritis, reduciendo la inflamación y aliviando los dolores.

¿Cómo se prepara el jugo de tomate?

– Tomates maduros
– Perejil fresco
– Albahaca
– Sal
– Aceite de oliva
– Zumo de limón

Preparación

– Pela los tomates y colócalos en la licuadora, junto a una pizca de albahaca y perejil.

– Si al mezclar, el resultado es espeso, se puede añadir un poco de agua.

– Luego añade una pizca de sal y pimienta, junto al zumo de limón.

El momento ideal para tomar el jugo de tomate es en las mañanas. Puede ser en ayunas o tras la primera comida.

Te recomendamos en video