Tu genética revela qué tanto cumplirás tus propósitos de año nuevo

Tienes 365 días para cumplir tus propósitos de año nuevo, aunque todo puede depender de tu genética

El Año Nuevo llega cargado de 365 oportunidades para cumplir tus propósitos y metas de vida. Pero mientras que hacer tu lista de propósitos puede ser el momento perfecto para comprender quién eres y en quién deseas convertirte, una nueva investigación sugiere que tu ADN puede tener mucho qué decir sobre tu futuro así como la probabilidad de cumplir tus objetivos.

De acuerdo con el Informe U.S. News & World Report, de Estados Unidos el 80 por ciento de las personas fracasan con sus propósitos de Año Nuevio después del primer mes del año. Sin embargo, esto puede deberse a algo más allá de la falta de fuerza de voluntad o concentración. La compañía encargada de hacer pruebas de ADN en linea, 23andMe: DNA Genetic Testing & Analysis, asegura que todo depende de tu carga genética, es decir, tu estructura ósea y muscular, así como tu metabolismo o sistema inmune.

La compañía realizó un estudio de tres años con datos de 75,000 clientes y les preguntó qué tan bien habían cumplido sus promesas de Año Nuevo. Alrededor del 21 por ciento de los participantes había hecho resoluciones, y el 41 por ciento de ese grupo dio seguimiento a lo que habían planeado hacer en el nuevo año. Sin embargo, además de estadísticas generales como esta, también buscaron patrones entre la genética y lo que significaba que la capacidad de una persona se adhiriera a ciertos objetivos.

Por ejemplo, la forma en que se construyen tus músculos podría hacer que sea más fácil o más difícil cumplir con ciertos objetivos de acondicionamiento físico en comparación con otros. "Aquellos que están genéticamente predispuestos a tener una composición muscular de fibras de contracción lenta, asociadas con atletas de resistencia, pueden aspirar a entrenarse para un maratón a lo largo del año", explicó Liza Crenshaw, gerente de comunicaciones de 23andMe.

"Una persona puede mejorar la probabilidad de mantener sus propósitos al seleccionar aquellos que sean más alcanzables de acuerdo con sus capacidades", explica Crenshaw.

Siempre hay una salida, después de todo, "la predisposición genética simplemente indica lo que sus genes dicen que es probable y es solo un factor para determinar los resultados físicos o fenotípicos", como explica Crenshaw. Así que  si los resultados de tus pruebas muestran que es probable que tengas dificultades para digerir los productos lácteos debido a que están genéticamente predispuestos a la intolerancia a la lactosa, podrías considerar reducir la cantidad de queso que consumes y ver de qué manera impacta en tu salud.

En otras palabras, solo porque estés genéticamente predispuesta a tener más dificultades que otros para hacer ciertas cosas, no significa que debas renunciar a tus pasiones o ilusiones.  Recuerda que al final, tu propio trabajo y tu perseverancia son lo que te hará brillar.

Te recomendamos en video