6 posiciones sexuales que aliviarán tu estrés por completo este fin de año

No lo pienses, tranca la puerta y disfruta antes que acabe el año

La cena de fin de año, los brindis, invitados y faltan 5 para las 12:00. Todos estos detalles de celebración pueden significar un estrés y ansiedad que afectan hasta las ganas de tener relaciones sexuales.

Y esto, por supuesto, es un error. Posponer un coito, según los especialistas, es alimentar fundamentos negativos para el organismo. Pero hay sexólogos no solo recomiendan la intimidad con tu pareja, sino también posiciones especiales "para restablecer la calma". Además, se logran orgasmos más intentos y placenteros.

Gracias al aporte del portal Health, te presentamos 6 posiciones respaldadas por expertos. No lo pienses, tranca la puerta y disfruta antes que acabe el año.

Yab yum

Es derivada del Tantra y su especialidad es crear una fusión entre la pareja. Te liberará de tensiones y estrés. Para lograrla, el hombre debe sentarse con las piernas cruzadas y la mujer encima de él, envolviendo su torso y espalda baja. La penetración se produce por gravedad y para mayor placer solo tiene que empujar hacia arriba. Es una opción muy placentera ya que el pene rozará con muchos nervios de la vagina.

Perrito

Todos la conocemos, ya que es muy tradicional. Elimina el estrés de forma inmediata. "Sobre todo si se añaden unos jaloncitos de cabello que liberen los pensamientos negativos", explica Cara Kovacs, especialista de sexo.

Cucharita

Es la típica posición del perezoso, ya que no hay presión, ambos están acostados. No es necesaria una penetración para lograr un placer que libere los sentimientos de estrés. Tan solo un roce del pene al clítoris, mientras se acarician los pezones, bastará para cumplir el objetivo.

La serpiente

Atención con esta posición. El hombre de estar sentado ante ella, la toma por la cintura y la coloca sobre su regazo. Luego, ella se ofrece a él, coloca una almohada en su espalda y abre las piernas. Lo ideal esto último es que no pierdan las energías. Tomándola por la espalda baja o las nalgas, el hombre la penetra suavemente pero con profundidad.

Incluso pueden tomarse de las manos y lograr una unión sexual más romántica. Es toda una nota, ponla en práctica.

El rockero

La pareja debe sentarse cara a cara y con un frontal desplazamiento se logra la penetración. Las piernas deben estar estiradas y las palmas sobre el suelo para un cómodo apoyo. Así se logra un ritmo y respiración en sincronía. ¡Máximo placer!

El misionero

La posición más conocida y practicada. Para muchas parejas puede llegar a ser aburrida, pero cuando se trata de estrés es de liberación y conexión. No se trata de repetirla, sino de profundizarla. Con contacto visual, besos más apasionados y susurros al oído, el misionero cobra vida en el sexo tradicional.

Te recomendamos en video