Así es como puedes dejar de sentirte sola y ser más feliz en estas fechas festivas

Ser feliz está en ti, no dejes que la temporada te haga sentir mal

Parece mentira pero muchas personas tienen dificultades durante la temporada festiva.  Para muchos, las luces de colores, el olor de la cena típica de la época ni el ambiente de fiesta parecen ser un motivo de felicidad. Es como si en vez de sentir la alegría por el fin de año y el inicio de uno nuevo, sientes que todos los síntomas de tristeza, se amplificaran.

Porque es durante esta época del año en la que se supone que debes estar feliz, llena de energía y muy viva. Se supone que debes estar rodeada de amigos y familiares, que debes sentir alivio de que el mundo no es tan malo. Pero no, hay una extraña soledad que te invade, aún cuando estés rodeada de mucha gente.

Todo es hermoso, divertido y amoroso pero aunque intentas, nada de eso cambia el hecho de que estás sumida en un túnel sin salida. ¿Por qué pasa esto en la época más feliz del año?

Puede ser por muchas razones, una de ellas la presión social, donde ves que todos a tu alrededor están viajando, compartiendo con sus propias familias o parejas, teniendo una casa propia o todo aquello que "se supone" debes tener a tu edad.

navidad

El estancamiento personal, es otra causa de tu soledad y tristeza, al estar preocupada por no alcanzar los proyectos personales que tenías planeados cumplir para el final del año. Esto no sólo afecta tu tranquilidad sino también tu estabilidad emocional.

Quizá también estés sumergida en relaciones superficiales que no te llenan en absoluto. Con amistades poco significativas o amores vacíos, es fácil que la soledad te invada.

Atravesar por un proceso de duelo en estas fechas también puede ser un golpe para tu estabilidad emocional. La pérdida de un ser querido es algo complicado, independientemente de cuánto tiempo lleves en el proceso. La ausencia de esa persona importante traerá esas sensación de nostalgia y soledad repentina.

Tener demasiado trabajo también es un detonante de esa sensación de tristeza y vacío. Muchas veces es inevitable escaparte del trabajo pero especialmente en estas fechas, puede sentirse como una carga terrible. Si la mayor parte de tu tiempo gira en torno al trabajo, es posible que no tengas el tiempo para divertirte o al menos para concentrarte en otras cosas que te hagan realmente feliz.

Entonces, ¿qué debo hacer?

Escribe

Quizá no seas una escritora experta pero plasmar tus ideas y pensamientos puede ser increíblemente terapéutico. Te ayudará a entrar en contacto contigo misma además de reconocer aquello que tal vez te está afectando de forma inconsciente. Busca un cuaderno divertido, haz dibujos y escribe con colores. No tiene que ser tan poético, simplemente escribe lo que te nazca.

Deja de auto compadecerte

Basta de quejas sobre ti o los demás. Deja de pensar en que todo lo malo te pasa y en lo miserable que eres. Recuerda que tu felicidad y tu paz emocional dependen únicamente de lo que pienses y hagas. Piensa y concreta lo que quieres y concéntrate en ello. Nadie estará para levantarte más que tú misma así que evita el drama.

navidad

Medita

Meditar no significa pensar en todas las cosas malas que te pasan. Tómate 15 minutos al día para respirar y agradecer. Esto te ayudará a reducir los pensamientos negativos que te llevan a sentirte triste y sola. Busca un lugar cómodo para hacerlo. Puedes poner un poco de música suave y aromas relajantes. No pienses si lo estás haciendo bien o mal, solo relájate y enfócate en tu respiración. Si te cuesta trabajo, haz conteos.

¡Muévete!

El ejercicio es un gran escape para los sentimientos de depresión ya que ayuda a que tu cuerpo libere serotonina y dopamina, hormona del bienestar. Además, te ayuda a distraerte de tu entorno y de esos pensamientos negativos que te invaden. No tienes que ir al gimnasio, puedes salir a correr al parque o buscar alguna clase de yoga o baile. Si no tienes nada de eso cerca, pon música en tu casa y baila. Verá cómo te sentirás mejor.

Y ya que la época se presta para reunirte con familiares y amigos, deja que entre el amor. Deja que te apoyen. Deja que te amen. Dejar que tus seres queridos entren en tu vida poco a poco comenzará a ayudarte a encontrar la luz en medio de la oscuridad. ¡Ánimo!

 

Te recomendamos en video