¡Alerta! Confirman que el consumo de carne roja acelera enfermedades del corazón

El consumo de carne roja en una porción puede elevar los niveles de un químico causante de enfermedades cardiovascular más de 10 veces.

Un estudio realizado por la Cleveland Clinic mostró cómo el consumo de carne roja altera el intestino, por lo que una hamburguesa al día realmente podría desencadenar un ataque al corazón, tal como lo advierte una nueva investigación.

El consumo de carne roja puede elevar los niveles de una enfermedad cardiovascular causando sustancias químicas más de 10 veces, pues el compuesto orgánico, conocido como TMAO (N-óxido de trimetilamina), se produce en el intestino durante la digestión y los niveles altos se han asociado con el aumento del riesgo de accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos y muerte prematura.

El primer estudio de este tipo ha demostrado que se triplicó en promedio entre los participantes que se sometieron a una dieta de carne roja, en solo un mes. En algunos casos, se multiplicaron por diez en comparación con los que comían pollo o comidas vegetarianas.

El estudio se basó en muestras de sangre y orina tomadas de 113 personas a las que les proporcionaron los tres planes de comidas diferentes en orden aleatorio, donde la carne roja, la carne blanca o las verduras proporcionaron el 25% de su ingesta de proteínas. Después de que detuvieron la dieta de carne roja, los niveles de TMAO disminuyeron durante el mes siguiente.

Recomendación final

La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en todos los países del mundo. La carne roja, como la carne de res, cordero y cerdo, es una buena fuente de proteínas, vitaminas y minerales, y puede formar parte de una dieta equilibrada, pero comer mucha carne roja y procesada probablemente aumenta el riesgo de cáncer intestinal.

Se recomienda a las personas que comen más de 90 g (peso cocinado) de carne roja y procesada, que incluye tocino y salchichas, por día reducirlos a 70 g, tal como lo reseña el portal “dailymail”.

Te recomendamos en vídeo: