Dile adiós al estreñimiento con estos consejos

Los problemas de tránsito digestivo lento requieren de mucha atención a la hora de prevenir y solucionarlos. Te contamos los motivos y lo que puedes hacer en estos casos.

Ha sido una semana ajetreada y de mucho corre, corre. Hoy me he puesto a pensar en algo que quizás a ustedes también les ha pasado y lo han analizado. ¿Pueden creer que en los últimos tres días no he ido al baño?

Pienso que he entrado en una etapa de estreñimiento. La mayoría de sus víctimas somos las mujeres y definitivamente no es algo que debamos tomar a la ligera, ya que puede ser una alerta de que algo no anda bien. La edad, los cambios hormonales, la falta de ejercicio o actividad física, la deshidratación, las preocupaciones o el estrés (mi caso según mi mejor amiga), el consumo de algunos medicamentos, enfermedades como diabetes o disfunción de tiroides y la mala alimentación pueden ser algunos factores que influyen en la aparición de este mal.

Sabes que estás estreñida cuando pasa un día entero y no hiciste ninguna escala en el baño.
Lo normal es hacerlo una vez al día como mínimo; si esto no sucede, comienza a observarte.

Puede ser que tú evacúes tres veces a la semana y eso se considera dentro de los estándares normales, pero si te produce sensaciones incómodas, empieza a tomar medidas.

Le he consultado qué hacer en este caso al gastroenterólogo Edgar Parra y contándole mi historia me ha recomendado beber mucha agua, al menos ocho vasos en 24 horas.

También, consumir productos como fibra, lactobacilos (presentes en los lácteos), kiwi, linaza, chía, porotos verdes, acelgas, espinacas, jugos naturales y té verde, ya que colaboran en el proceso de la defecación.

“Generalmente, los elementos provenientes de semillas, verduras y frutas son recomendados para combatir el tránsito lento en el organismo”, apunta el experto.

Además de la alimentación, el deporte ayuda en gran medida a combatir este mal, ya que aumenta el metabolismo generando antioxidantes y produciendo un factor de estimulación de la motilidad (movilidad) del intestino.

Una ayuda importante

Estas son formas naturales para mejorar el tránsito digestivo pero si sientes que el problema es crónico debes ayudarte de los laxantes, medicamentos ricos en fibra en forma de pastillas o líquidos.

Según Parra, en mi caso debo tomarlos por tres noches seguidas con abundante agua para evacuar en las mañanas y sentir alivio.

Dicen que no debes abusar de su consumo pero en el mercado hay productos que puedes tomar todo el tiempo ya que no causan resistencia ni dependencia. Esta ayuda extra puede ser un complemento del tratamiento natural y los hábitos saludables.